El valor de la exportación española de aceite de oliva creció un 66,7% entre 2012 y 2016