www.mercacei.com
Variedades intensas y un packaging diferenciador, claves del éxito para exportar AOVE a Países Bajos

Variedades intensas y un packaging diferenciador, claves del éxito para exportar AOVE a Países Bajos

miércoles 28 de febrero de 2018, 12:39h

Un estudio del ICEX revela que los neerlandeses, cada vez más concienciados por la salud y por la importancia de una dieta saludable, están consumiendo menos grasas (-9%) en favor del de aceite de oliva, cuyo consumo mantiene una tendencia alcista (+10,52%) en los últimos cinco años. El informe estima que, entre 2017 y 2022, la demanda de aceite de oliva en Países Bajos crecerá un 11,9% en volumen.

Tradicionalmente dominado por las ventas de mantequilla, margarina y otros aceites vegetales, en los últimos años el sector de las grasas y aceites se está viendo favorecido por el aceite de oliva, según revela el reciente estudio "El mercado del aceite de oliva y aceitunas en Países Bajos", publicado por ICEX España Exportación e Inversiones (ICEX).

En concreto, según el estudio, el consumo de grasas -en rojo en el gráfico- está descendiendo (9% en los últimos cinco años), mientras el consumo de aceite de oliva -en azul en el gráfico- lleva varios años con una tendencia alcista; aumentó un 10,52% en los últimos cinco años.

Esto es debido al cambio en los hábitos alimentarios de los consumidores neerlandeses, cada vez más preocupados por la salud y concienciados de la importancia de mantener una dieta sana y saludable baja en grasas. Aún así, actualmente los principales aceites vegetales consumidos en el mercado neerlandés son los de girasol y palma.

En Países Bajos, la demanda total de aceite de oliva en el año 2017, siempre según el citado informe, ha sido de 76 millones de euros. Y su comportamiento en el mercado neerlandés es calificado de "muy positivo" a pesar de la contracción que está sufriendo el mercado de grasas y aceites en la nación.

El estudio registra un significativo incremento del valor las ventas de aceite de oliva en el país en los últimos cinco años del 15,70%, que justifica en parte a la subida de precio del aceite de oliva, provocada por la sequía y las malas cosechas y la propagación de la batería Xylella fastidiosa.

También el valor de las importaciones de aceite de oliva se han incrementado un 36,6% entre 2014 y 2016.

El informe menciona las previsiones del mercado según Euromonitor, que estima que la demanda de aceite de oliva en Países Bajos crecerá un 11,9% en volumen ananualmente entre 2017 y 2022.

Por sus condiciones climáticas, Países Bajos debe importar todo el aceite de oliva que se consume en el país. El informe revela que, a diferencia de otros mercados, tales como Reino Unido, Bélgica, Finlandia o Grecia, Países Bajos mantiene una tasa de crecimiento positiva, lo que indica que el mercado no se encuentra en situación de saturación.

En cuanto al valor de las importaciones del aceite de oliva, Países Bajos ocupa la octava posición en Europa. Y por países exportadores, si bien en 2012 España desbancó a Italia y sigue siendo líder mundial en exportaciones de aceite de oliva a Países Bajos, el estudio constata que el aceite de oliva italiano mantiene una gran popularidad y presencia en los canales de venta neerlandeses.

Otro factor a tener en cuenta es que las marcas blancas o de distribuidor gozan de gran popularidad entre los consumidores del país. Por ello, la mayoría de los supermercados comercializan el aceite de oliva bajo su propia marca, implicando mayores ventas del aceite español, pero menor valor añadido.

El estudio determina que es el precio el elemento principal para ser competitivo en el mercado de los países Bajos y destaca que el exportador español puede diferenciarse a través de la oferta de aceites novedosos en sabores (trufa, picante, etc.), o el diseño del embalaje (en vidrio, en lata, etc.), ya que los consumidores aprecian la diversidad de sabores.

El mercado de la aceituna

España es líder mundial en exportación de aceitunas a Países Bajos. En el año 2016, el 50,36% de las aceitunas importadas era de origen español. La aceituna española tiene buena imagen en Países Bajos, si bien es cierto que la marca-país no es un factor fundamental en el entorno competitivo de las marcas, pues los envases de aceitunas no suelen hacer énfasis en el origen del producto. A pesar del claro liderazgo de España en este mercado, hay que tener en cuenta que hay países competidores como Grecia y Túnez, que están compitiendo fuerte en el mercado.

Según señala el ICEX en su informe, el mercado de las aceitunas en Países Bajos se podría considerar un mercado maduro con consumidores segmentados y productos heterogéneos. Se venden diferentes tipos de aceituna (manzanilla, hojiblanca, biológicas, deshuesadas, etc.), sin añadidos o con sabores (albahaca, anchoa, pimiento, queso, ajo, etc.), provenientes de diferentes países (España, Italia, Grecia, Túnez), disponibles en diferentes envases (cristal, lata, etc.) y de diferentes tamaños. En los supermercados, el volumen inferior es la lata de 70 gramos. Y los precios difieren mucho en función del lugar de adquisición y marca.

google+

linkedin

Imprimir

Enviar