www.mercacei.com
Castillo de Canena vuelve a los orígenes con el lanzamiento del primer AOVE biodinámico Premium del mundo

Castillo de Canena vuelve a los orígenes con el lanzamiento del primer AOVE biodinámico Premium del mundo

martes 01 de abril de 2014, 15:06h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

31/03/2014 - Tras un minucioso trabajo de más de dos años de investigación, experimentación y desarrollo, la firma jiennense Castillo de Canena acaba de lanzar el primer AOVE biodinámico del mundo Castillo de Canena Picual Biodinámico. Producido íntegramente mediante esta práctica ecológica, el resultado es un zumo de color verde clorofila con los aromas de la naturaleza y el poso de un exquisito proceso basado en devolver a la tierra algo de todo lo que ésta nos ofrece.

 ../../imagenes/BIOdinamico.jpgHablar de Castillo de Canena Olive Juice es hablar de innovación, creatividad y trabajo duro. La familia Vañó lleva generaciones dedicada al olivar y al aceite de oliva, una especial vinculación de la que se conservan referencias escritas desde 1780, aunque en los últimos años han dado un impulso modernizador a su empresa que les ha permitido registrar un espectacular crecimiento en el mercado de productos gourmet.

Puede que sea esta vasta historia con la que cuenta la compañía familiar la que les impulsa siempre a volver a los orígenes del producto, la tierra. Conscientes de que, antes de nada, son olivareros, han sabido centrar sus cuidados y atenciones en este árbol milenario y en sus frutos como único camino para obtener zumos de una calidad intachable.

De hecho, el primer elemento diferenciador de Castillo de Canena es que han realizado una conversión al olivar ecológico desde la Producción Integrada en una zona de altitud moderada, con suelos ricos, perfectamente accesibles y cultivables y actuando sobre una plantación de regadío. Esta transformación se ha realizado voluntariamente, de forma meditada y consciente, dentro de un ambicioso proyecto global y de largo recorrido que busca obtener nuevos aceites de alto valor añadido que satisfagan los requerimientos de sus clientes más exigentes, y con un componente de I+D+i muy elevado.

Por ello, la obtención del certificado de explotación en agricultura ecológica en octubre de 2011, no fue más que el primer paso para acceder al Certificado Demeter, otorgado por la Asociación Española de Agricultura Ecológica, que les garantizó la producción del primer AOVE biodinámico de alta gama del mundo.

 

Cuidando el ecosistema

Tras obtener el Certificado Demeter, Castillo de Canena atravesó un periodo de adecuación de tres años, durante el cual salieron victoriosos de decenas de auditorías finalizando exitosamente el proceso el año pasado. Por no hablar de la necesaria labor de formación, educación y de concienciación que tuvieron que plantear en el equipo humano de la compañía para poder lograr de forma exitosa los objetivos de crear el primer aceite biodinámico del mundo.

El concepto "biodinámico" se refiere a un cultivo que persigue la integración y la armonía completa con el ecosistema que existe a su alrededor y con el propio cosmos. La mano del hombre debe alterar lo menos posible el hábitat, enriqueciéndolo y mejorándolo. La "granja biodinámica" deber ser autosuficiente, creando un círculo virtuoso donde todos los subproductos y residuos de la actividad agrícola se vuelvan a incorporar al suelo, convirtiéndose a su vez en generadores de vida. Son muy pocos los elementos externos que pueden ser incorporados a las labores agrícolas.

Como en otras formas de agricultura ecológica, los fertilizantes artificiales y pesticidas y herbicidas tóxicos están estrictamente prohibidos. La agricultura biodinámica se diferencia de otros tipos de agricultura ecológica en el uso de preparados vegetales y minerales como aditivos de compost y aerosoles para terreno, así como el uso de un calendario de siembra enfocado hacia el movimiento de los astros.

Basado en la coexistencia del bosque de olivar con bosque natural, la compañía ha replantado varias especies autóctonas de la zona que enriquecen el suelo y la biodiversidad. Asimismo, producen su propio compost, así como sus preparados biodinámicos que ayudan a la fertilización de la tierra y al desarrollo natural del olivo. Todo ello, siguiendo el calendario biodinámico en labores de poda, riego, aplicación del compost y recogida de frutos.

Los animales son fundamentales en este ciclo, sobre todo el ganado ovino, cuyo estiércol se utiliza para producir el compost y mantener la cubierta vegetal. Al mismo tiempo, la presencia de abejas mediante la colocación de panales demuestra de manera taxativa que no se está utilizando ningún tipo de insecticida. Además, cuentan con una granja propia de crisopas, un insecto depredador que controla con gran éxito las plagas endémicas del olivar.

 

Castillo de Canena Picual Biodinamico

El resultado de todo este arduo proceso es Castillo de Canena Picual Biodinámico, un zumo verde clorofila con un alto contenido en polifenoles y un elevado porcentaje en antioxidantes.

Las notas vegetales a hierbas y hortalizas predominan en este aceite fresco, vivo y expresivo. Persistente en boca, la hoja de olivo, lechuga y alcachofa aparecen en primer plano, para dejar paso a las frutas frescas, la tomatera y un toque dulzón a plátano verde y manzana madura. En él, están bien integrados el amargo y picante, con astringencia que recuerda a la alcachofa, el cardo o el caqui.

 

Acuerdo de colaboración con el Ifapa

Debido al desconocimiento que existe en torno a la agricultura biodinámica, el Instituto Andaluz de Investigación y Formación Agraria, Pesquera, Alimentaria y de la Producción Ecológica (Ifapa) ha mostrado un gran interés por estudiar y analizar científicamente los resultados de este tipo de prácticas agrícolas. Por ello, este organismo oficial ha firmado un acuerdo de colaboración de tres años de duración con Castillo de Canena durante el cual técnicos y científicos del Instituto darán cobertura formativa y harán un seguimiento muy estrecho de cómo van evolucionando los árboles y los aceites obtenidos de ellos.

 

Un acto de generosidad

Asimismo, Castillo de Canena se encuentra desarrollando iniciativas de colaboración basadas en proyectos agrícolas y de suministro de agua con el equipo misionero Missionary Community of Saint Paul the Apostle, la Fundación Xavi Cabot Selles y con agricultores locales en Lago Turkana (Kenia) en el proyecto "La tierra para la tierra".

A través de esta reciente colaboración, Castillo de Canena y la Missionary Community of Saint Paul donarán al 50% la cantidad de 1 euro por cada envase comercializado de Castillo de Canena Picual Biodinámico para una de las zonas mas pobres del planeta, Lago Turkana, con el fin de promover la construcción de reservas de agua y el desarrollo de agricultura sostenible que les permita mejorar su calidad de vida. Con ello "intentamos devolver a la tierra menos favorecida algo de lo que nos da la tierra más rica", ha asegurado a Mercacei Rosa Vañó, directora comercial y de Marketing de Castillo de Canena Olive Juice.