www.mercacei.com
La EFSA confirma que una cepa de la Xylella fastidiosa es la responsable de la destrucción de olivos en Italia

La EFSA confirma que una cepa de la Xylella fastidiosa es la responsable de la destrucción de olivos en Italia

jueves 31 de marzo de 2016, 13:58h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

30/03/2016 - Una cepa de la Xylella fastidiosa es la responsable de la destrucción de olivos en el sur de Italia, según ha confirmado un estudio de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, en sus siglas en inglés), tras las investigaciones llevadas a cabo en Apulia durante los últimos dos años por científicos del Consejo Nacional de Investigación Italiano.

En un comunicado, este organismo ha explicado que para este estudio, financiado por la EFSA, se analizaron cultivos mediterráneos como la aceituna, la uva, los cítricos, la almendra, el melocotón, la cereza y la ciruela, al igual que especies forestales como la encina u ornamentales como las adelfas.

El director de la Unidad de Salud Animal y de las Plantas de este organismo, Giuseppe Stancanelli, ha subrayado que “estos resultados confirman que la cepa CoDiRo de la Xylella fastidiosa causa la muerte de los olivos”. En su opinión, se trata de un importante paso adelante, “ya que solo podemos evaluar con precisión el riesgo de propagación de la epidemia de Apulia si conocemos la gama de huéspedes y la epidemiología de la cepa”.

Según ha explicado la EFSA, las plantas de olivo mostraron síntomas graves similares -desecación y muerte regresiva- a los observados en el campo. Sin embargo, no todas las variedades respondieron de la misma manera, por lo que los investigadores creen que son necesarias más pruebas para entender las diferentes respuestas.

Las investigaciones de campo también mostraron que la chicharra espumadora (Philaenus spumarius) -un insecto que está muy extendido en Apulia- puede transmitir la bacteria a los olivos y a otras plantas como las adelfas. La infección se detectó hasta seis meses después de la exposición a estos insectos, cuando las plantas todavía no tenían síntomas.

No obstante, en los cítricos, uvas o encinas no se observaron síntomas sospechosos o infección sistemática cuando se inocularon experimentalmente, si bien se mantendrán en observación durante al menos una temporada más y los experimentos de campo se extenderán durante un máximo de 10 años.

Stancanelli ha considerado que los resultados de este proyecto reducen las incertidumbres que rodean los riesgos vinculados a esta cepa para el territorio de la Unión Europea (UE) y ayudará en la planificación de futuras investigaciones.

En su opinión, las próximas investigaciones tendrán que ahondar en las respuestas de los olivos del Mediterráneo, con el objetivo de identificar las variedades tolerantes o resistentes que pueden ser cultivadas por los agricultores en las zonas afectadas por la Xylella fastidiosa.

 

Ausencia de Xylella fastidiosa en Andalucía

Por otro lado, más de 600 análisis realizados desde 2015 en muestras de olivar por el Laboratorio de Sanidad Vegetal de La Mojonera (Almería), dependiente de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, confirman la ausencia de la bacteria Xylella fastidiosa en Andalucía. Estas pruebas se enmarcan en las actuaciones previstas en el Plan de control de esta enfermedad que apareció en 2013 en el sur de Italia.

Con el objetivo de investigar, prevenir y evitar la llegada a Andalucía de esta enfermedad bacteriana, la Consejería de Agricultura diseñó la "Estrategia Andaluza de Lucha contra la Xylella fastidiosa", con la que se refuerza el Plan de Contingencia elaborado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, en cumplimiento a las exigencias comunitarias de evitar la entrada y propagación en la UE de esta bacteria.

Ante la importancia económica de los cultivos que podrían verse afectados por esta bacteria, el Laboratorio de Producción y Sanidad Vegetal de la Junta ubicado en La Mojonera, encargado del control del análisis de bacterias de la zona oriental, tomó la iniciativa de poner a punto las técnicas diagnósticas que hiciesen posible su detección temprana, principalmente a través de las técnicas más sensibles para el análisis de la bacteria, como las de biología molecular (PCR real time), según ha informado la Consejería en un comunicado.

De esta forma, además de muestras de olivar, se han realizado analíticas también en almendros, cítricos y plantas ornamentales de las provincias de Almería, Granada, Málaga y Jaén. 

El laboratorio de Almería ha orientado su capacidad de análisis para poder atender a una alta demanda de muestras, en caso de que fuese necesario, con una respuesta analítica a las 72 horas como máximo.

Ante la preocupación del sector por la incidencia económica que pudiera tener la introducción del patógeno en Andalucía, la Consejería ha precisado que las inspecciones se están orientando hacia el material procedente de viveros para controlar la introducción de posibles plantas afectadas procedentes de otros países.