www.mercacei.com
Precio, calidad del aceite de oliva y diseño, principales factores de decisión de compra del consumidor italiano

Precio, calidad del aceite de oliva y diseño, principales factores de decisión de compra del consumidor italiano

viernes 03 de junio de 2016, 13:17h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

02/06/2016 - El precio, la calidad, el diseño y la capacidad del envase son los principales factores de compra en los que se basa el consumidor italiano a la hora de decidir qué aceite de oliva adquirir en la gran distribución, según se desprende del estudio "El mercado del aceite de oliva en Italia" publicado por ICEX España Exportación e Inversiones.

El informe detalla que el precio es el principal de estos factores y que en el caso concreto del AOVE fue de 4,11 euros de media en 2014 en los lineales italianos. Por su parte, los aceites de marca blanca se situaron por encima de esta cifra, con 4,69 euros de media.

Según este estudio, los datos de demanda de aceite de oliva emplazan a Italia como el país donde más litros de “oro verde líquido” se consumen. Así, durante 2015, se alcanzaron las 580.000 toneladas de aceite de oliva, si bien este dato supuso un 4% menos respecto al año anterior. Al igual que en la producción, en este caso las diferencias regionales también son “significativas”.

Así, el AOVE en la gran distribución registra sus mayores ventas en las regiones de Lombardía (23 millones de litros), Lazio (17) y Toscana (14); mientras que en las regiones donde más aceite se produce, Puglia y Calabria, es donde menos aceite de oliva virgen extra se compra en la gran distribución. En total, las regiones de Puglia, Basilicata y Calabria apenas acumulan 4,9 millones de litros de ventas.

El informe de ICEX también recoge que del total de aceite de oliva que se consume en Italia, el 30% es extradoméstico, a través del canal Horeca. Del 70% restante que se consume en el hogar, la mayoría se obtiene en los establecimientos de la gran distribución (46%) como son supermercados e hipermercados. A su vez, el 18% se dirige a la almazara para comprarlo directamente allí.

En cuanto al producto español, según este estudio, no cuenta con una gran representación en la distribución, por lo que la mayoría de las importaciones españolas son aceite de oliva a granel. No obstante, existe una tendencia del mercado italiano hacia una mayor importancia y relevancia de aceites extranjeros que intentan ganar cuota y espacio en el sector italiano del aceite de oliva.

Por tanto, “a pesar de ciertas dificultades como una fuerte incidencia del coste de las materias primas o el elevado poder de los clientes, considerando como tales a la gran distribución, que posee una gran dimensión y aumenta su preeminencia de forma constante, existen características del mercado que invitan al optimismo”, según este organismo, entre ellas la existencia de una demanda bastante estable, dentro de la cual se está registrando una tendencia del consumidor a la adquisición de variantes de mayor valor que ofrecen márgenes superiores.

 

Producción

Por otro lado, el estudio de ICEX señala que la producción de aceite italiana se encuentra “muy fragmentada” con más de 4.900 almazaras repartidas por todo el país, principalmente en las regiones del sur. En este sentido, Puglia y Calabria son las que cuentan con más almazaras y aglutinan el 60% de la producción de aceite de oliva del país.

Respecto al aceite de producción con DOP, las cinco primeras marcas por tonelada de producción (Terra di Bari, Toscano IGP, Val di Mazara, Riviera Ligure y Umbria) acumulan el 78% del total del aceite de oliva con este sello de calidad, que en 2014 se situó en 9.680 toneladas.

 

Importaciones y exportaciones

Según el informe, las importaciones italianas de aceite de oliva proceden principalmente de España y de otros países del mediterráneo (Grecia y Túnez). España ha registrado durante el último lustro cuotas superiores al 50% del total de las importaciones italianas, alcanzando incluso el 84% durante 2014, lo que supuso más de 530.000 toneladas de aceite por un valor de 1.200 millones de euros.

Las cinco provincias españolas que más aceite exportaron a Italia (en valor) durante el año 2015 fueron Córdoba, Sevilla, Málaga, Jaén y Tarragona.

Por otro lado, el principal destino de las exportaciones italianas de este producto es Estados Unidos que, a pesar de haber reducido el volumen de aceite de oliva de origen italiano durante los últimos años, ha aumentado el valor que paga por el mismo, por lo que se vende menos cantidad pero a mayor precio. En 2015, según recoge el estudio de ICEX, importó aceite italiano por valor de 450 millones de euros, por un total de 100.000 toneladas.

El segundo destino de las ventas al exterior italianas es Alemania, que adquirió 40.000 toneladas por valor de 200 millones de euros. Los siguientes destinos a los que se dirige el aceite de oliva del país transalpino son Francia, Japón y Canadá.