www.mercacei.com
La Dieta Mediterránea puede mejorar la resistencia de los atletas

La Dieta Mediterránea puede mejorar la resistencia de los atletas

viernes 15 de marzo de 2019, 10:14h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

Investigadores de la Universidad de Saint Louis (Estados Unidos) han descubierto que la Dieta Mediterránea puede mejorar el rendimiento en el ejercicio de resistencia de los atletas en sólo cuatro días, según han detallado en un estudio publicado en el Journal of the American College of Nutrition.

Los investigadores han constatado que los participantes corrieron un 6% más rápido después de comer una Dieta Mediterránea que tras seguir una dieta occidental. Sin embargo, no encontraron diferencias entre las dos dietas en el rendimiento en las pruebas de ejercicio anaeróbico.

El centro estadounidense ha recordado que la Dieta Mediterránea incluye frutas y verduras enteras, nueces, aceite de oliva y granos enteros, y evita las carnes rojas y procesadas, los lácteos, las grasas trans y saturadas y los azúcares refinados; mientras que la dieta occidental se caracteriza por una baja ingesta de frutas, verduras y aceites sin refinar o mínimamente procesados ​​y elevado consumo de grasas trans y saturadas, lácteos, azúcares refinados, aceites vegetales refinados y altamente procesados, sodio y alimentos procesados.

El investigador principal del estudio Edward Weiss, profesor de nutrición y dietética en la Universidad de Saint Louis, ha subrayado que la Dieta Mediterránea está bien establecida por tener numerosos beneficios para la salud. Él y su equipo plantearon la hipótesis de que los efectos antiinflamatorios y antioxidantes de la dieta, el pH más alcalino y los nitratos de la dieta podrían mejorar el rendimiento del ejercicio.

“Muchos nutrientes individuales en la Dieta Mediterránea mejoran el rendimiento del ejercicio inmediatamente o en unos pocos días. Por lo tanto, tiene sentido que un patrón alimentario completo que incluya estos nutrientes también mejore rápidamente el rendimiento", ha precisado Weiss.

Sin embargo, estos beneficios también se perdieron rápidamente al cambiar a la dieta occidental, por lo que el investigador ha insistido en la importancia del cumplimiento a largo plazo de la Dieta Mediterránea.

La investigación incluyó a siete mujeres y cuatro hombres en un estudio cruzado de secuencia aleatoria. Los participantes corrieron dos veces durante cinco kilómetros en una cinta, una vez a los cuatro días de seguir una Dieta Mediterránea y otra después de cuatro días con una dieta occidental. Entre ambas pruebas hubo un período de separación de hasta 16 días.

"Este estudio proporciona evidencia de que una dieta que se sabe que es buena para la salud también es buena para el rendimiento del ejercicio. Al igual que la población general, los atletas y otros entusiastas del ejercicio siguen dietas con frecuencia poco saludables, por lo que ahora tienen un incentivo adicional para comer sano".