www.mercacei.com
Dcoop, comprometidos con las familias del olivar

Dcoop, comprometidos con las familias del olivar

Antonio Luque
Presidente de Dcoop

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

En la celebración del Día Mundial del Olivo me gustaría hacer una reflexión sobre las raíces y el fruto de nuestra cooperativa. Dcoop viene trabajando muy duro por reforzar su compromiso con sus cooperativistas, con la sociedad, con el medio ambiente y muy especialmente con el sustento de las familias que viven del campo, consolidando un modelo que podría considerarse un paradigma europeo de economía sostenible. Nuestro modelo de negocio se sustenta sobre cuatro pilares firmes: generación de riqueza para nuestros agricultores y ganaderos, fijación de población en el medio rural, empleo digno, igualdad y diversidad; compromiso con la sociedad; compromiso con el medio ambiente; y compromiso con los derechos humanos, lucha contra el fraude y la corrupción. Y como eje central de todo lo anterior, nuestro firme compromiso con las cooperativas que integran el Grupo y sus familias, que son sus propietarios.

El papel de Dcoop como agente dinamizador de la economía en la España rural es incuestionable, con un volumen de negocio en transacciones comerciales con proveedores de pequeños y medianos municipios -entre los que se encuentran nuestras cooperativas socias- superior a 1.004 millones de euros en 2019. Además, el Grupo emplea directamente a 796 personas y otros 1.290 puestos son de carácter indirecto.

Desde que diera comienzo la grave crisis sanitaria y económica causada por el COVID-19, Dcoop ha garantizado el suministro ininterrumpido a la cadena de distribución de alimentos de todos nuestros productos. No sólo hemos mantenido la totalidad de nuestra plantilla, sino que también hemos garantizado la seguridad y el cuidado de todo el personal, así como de los proveedores y clientes, mediante el refuerzo de medidas de seguridad e higiene en todas nuestras instalaciones.

Aun así, seguimos trabajando por dignificar el trabajo en el campo y garantizar su futuro pese a las crisis de precios, los aranceles de EEUU y las emergencias sanitarias que asolan el mundo. Igualmente, la incertidumbre ante la revisión de la Política Agraria Común (PAC) para el próximo período, las relaciones comerciales tras la salida del Reino Unido de la UE o el acuerdo con Mercosur marcan retos que habrá que afrontar unidos.

Para ello insistimos en el mensaje que nos ha acompañado desde el comienzo de nuestra andadura. Necesitamos concentrar la oferta para ordenar la capacidad de negociación y forjar compañías con capacidad de influir en el mercado internacional, sin localismos ni personalismos. La única estrategia viable es equilibrar la oferta y la demanda, arbitrar mecanismos de regulación y crear grupos líderes.

Gracias a la alianza con Pompeian en EEUU, la sección de aceite está mejor posicionada, ya que puede seguir embotellando aceite español en las plantas de envasado de su socio estadounidense sin aranceles, liderando el mercado aceitero de ese país. Seguiremos avanzando en esa dirección, inspirados por ese modelo que nos permite llevar el fruto del árbol que sustenta a las familias de olivareros y olivareras a todos los hogares del mundo.