www.mercacei.com
¿Hay futuro en el sector oleícola?

¿Hay futuro en el sector oleícola?

Mercacei Semanal 1.228

Por Pandora Peñamil Peñafiel
lunes 26 de abril de 2021, 09:40h
Se supone que los jóvenes son el futuro de nuestros países y, en definitiva, de sectores como el oleícola. También se entiende que deberíamos escucharles y tener en cuenta sus opiniones pero, por desgracia, no suele ser así.

Según los datos del Ministerio de Trabajo, el paro entre los jóvenes de menos de 25 años ha crecido en el último año un 40% frente al 23% del aumento del desempleo total en España. Además, la situación creada ha provocado “graves problemas psicológicos” a una generación, la llamada Generación Z, que ha visto truncarse sus expectativas de vida, antes incluso de que éstas pudieran generarse.

En nuestro sector en particular, y en el agrario en general, el relevo generacional es uno de los mayores retos a los que nos enfrentamos, por lo que una buena formación se antoja clave para asegurar no sólo nuestra supervivencia, sino la mejora de todos los eslabones de la cadena, del campo hasta la mesa.

Instituciones como la Universidad de Jaén ofrecen actividades formativas como el Máster Universitario en Olivar y Aceite de Oliva, cuyo objetivo es que los alumnos conozcan en profundidad el funcionamiento del sector del olivar y del aceite de oliva, apostando por la modernización y las nuevas demandas de la sociedad, con el ánimo de que estos jóvenes se queden y aporten su visión fresca y renovada. Porque ellos parecen tener claro cómo cambiarían el sector oleícola. Preguntado por Mercacei acerca de su visión del sector, Jesús Brotón (Trabajo de Fin de Master -TFM- sobre la evolución de las características fisico-químicas de aceites de oliva en exportaciones a través del transporte marítimo) asegura que “en la actualidad el sector se encuentra estancado en cuanto a iniciativas, propuestas y mejoras”, para lo que propone “rejuvenecerlo con gente preparada, nuevas ideas e imaginación”.

Manuel Herrera (TFM sobre el desarrollo web de las empresas oleícolas de las provincias de Jaén y Granada), por su parte, considera que “el sector debe dar un salto en materia de digitalización”, con el fin de “aumentar en calidad y en cantidad las producciones a nivel provincial”.

Más radical se muestra Pablo Salustiano (TFM sobre el diseño de medidas para el control de cárcavas en el olivar), que está convencido de que “el sector afronta retos bastante complicados que van a exigir su transformación profunda”.

Digitalización, transformación, rejuvenecimiento, ideas, imaginación... son, sin duda, términos que deberíamos absorber e implementar en nuestro sector. Como también deberíamos proponernos ayudar a estas jóvenes mentes a entrar en nuestras empresas para que sus planteamientos no se queden sólo en reflexiones y pasen a ser acciones que produzcan el tan ansiado cambio que necesitamos. Porque aquellos que temen al cambio no pueden evitar cambiar... a peor.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios