www.mercacei.com
Nuevas medidas para reforzar la vigilancia en la UE contra la Xylella fastidiosa

Nuevas medidas para reforzar la vigilancia en la UE contra la Xylella fastidiosa

viernes 14 de octubre de 2016, 21:20h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

14/10/2016 - La Comisión de Agricultura del Parlamento Europeo (PE) aprobó ayer nuevas reglas para frenar la creciente afluencia en la Unión Europea (UE) de plagas tales como la Xylella fastidiosa y dotar a los Estados Miembros de medidas para luchar contra su propagación.

Estas normas, acordadas de manera provisional por los eurodiputados y los Estados Miembros el pasado año, introducirán nuevos mecanismos de respuesta rápida y preventiva para la importación de plantas sospechosas; intensificarán la vigilancia de plagas en la UE; y exigirán a todos los Estados Miembros a elaborar planes de contingencia.

"Las plagas y enfermedades de las plantas no respetan las fronteras y tenemos que proteger nuestra biodiversidad a través del establecimiento de procedimientos básicos que los 28 Estados Miembros deben adoptar. Al mismo tiempo, hay que tener cuidado de no obstruir el comercio de plantas y productos vegetales, introduciendo una burocracia innecesaria”, indicó Anthea McIntyre (ECR, Reino Unido), que encabezó el equipo negociador del Parlamento.

En su opinión, “estas nuevas normas establecen el justo equilibrio mediante la protección del comercio, mientras que nos permite responder a las amenazas de una manera coordinada en toda la UE ".

Estas nuevas normas -aprobadas con 28 votos a favor, uno en contra y seis abstenciones- introducen un mecanismo de evaluación preliminar para identificar rápidamente los vegetales y productos vegetales procedentes de terceros países que podrían suponer riesgos de plagas u otras enfermedades y la autonomía de la Comisión para prohibir su entrada en el territorio comunitario.

Asimismo, amplían el requisito de certificado fitosanitario a todas las plantas y productos vegetales procedentes de terceros países, con independencia de que sean importados por operadores profesionales, clientes de servicios postales y de Internet o por pasajeros en su equipaje. Sólo los productos suministrados directamente a los usuarios finales, tales como los jardineros, estarían exentos.

A su vez, se extiende el sistema de "pasaporte fitosanitario" a todos los movimientos de las plantas para ser cultivadas dentro de la UE, incluyendo las que se ordenan a través de ventas a distancia. Sólo los productos suministrados directamente a los usuarios finales, tales como los jardineros, estarían exentos.

Además, estas reglas obligarían a todos los Estados Miembros a establecer programas de control plurianuales para garantizar la detección oportuna de plagas peligrosas y planes de contingencia para cada plaga capaz de entrar en su territorio.

También actualizarían las normas vigentes en la UE para garantizar que los productores, cuyas plantas se someten a medidas de erradicación necesarias para acabar con las plagas específicas, sean elegibles para una compensación justa; y permitirían a las autoridades de los Estados Miembros imponer medidas de erradicación en locales privados con el fin de eliminar todas las fuentes de infestación, pero sólo en la medida necesaria para proteger el interés público.

Este texto todavía tiene que ser aprobada formalmente por el Parlamento en la sesión del Pleno prevista entre el 24 y el 27 de octubre en Estrasburgo.