www.mercacei.com
Edición 2015    

Noticias > Reportajes

Demos la bienvenida al verano con una selección de cócteles con virgen extra. Seguro que más de uno los echaba en falta. Elaborados con AOVE hojiblanca, picual, cornicabra y arbequina, y con unos nombres a cual más sugerente. Simplemente deliciosos. Toca relajarse y disfrutar…

La pandemia ocasionada por el COVID-19 ha puesto de manifiesto la fragilidad de muchas empresas, organizaciones, explotaciones profesionales y demás agentes del sector oleícola, expuestos a una sobrecogedora situación de vulnerabilidad por su falta de adaptación al medio.

El maldito coronavirus ha cambiado -o mejor dicho, sacudido- nuestras vidas y el sector oleícola, obviamente, no permanece ajeno a esta implacable realidad. Rafael Cárdenas, director del Centro de Excelencia de Aceite de Oliva de GEA, ha querido compartir con los lectores de Mercacei una certera y brillante reflexión a distintos niveles sobre el actual escenario mundial impuesto por el virus y sus repercusiones y consecuencias para el sector oleícola internacional.
Sin lugar a dudas, el fenómeno más importante que ha vivido el sector oleícola en los últimos 25 años ha sido el espectacular incremento de la demanda. Así, según el Consejo Oleícola Internacional, desde mediados de la década de los años 90 del pasado siglo, el consumo se ha incrementado en un millón de toneladas, pasando de los 2 millones hasta los 3 millones actuales. Es difícil encontrar un sector en el que la demanda haya crecido un 50% en tan sólo 25 años.
0,18798828125