www.mercacei.com

Los indignados

Mercacei Semanal 1.126

martes 05 de febrero de 2019, 17:50h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

Señoras y señores, los pediatras están indignados. ¿Porque los niños comen muchas chuches o porque sus padres se resisten a vacunarles? ¡No no, qué va! La rabieta es, al parecer, por los AOVEs para niños. Sí, han leído bien. A los médicos les parece indignante que existan vírgenes extra dedicados a los más pequeños de la casa. Claramente, para ellos, este tema es muy digno de merecer su indignación, valga la redundancia.

Todo viene a raíz de un artículo publicado en La Vanguardia donde la redactora en cuestión asegura que si “ya hace años que yogures, galletas y otros productos especiales para niños o bebés llenan los pasillos de los supermercados, ante padres y madres a quienes intentan captar las agresivas técnicas de marketing de la industria alimentaria; ahora nos sorprende un nuevo alimento dirigido a los más pequeños de la casa: el aceite de oliva para niños. Hay numerosas empresas productoras que ya han apostado por él, ante el estupor de consumidores que se preguntan en qué se diferencian de los que ya existían en el mercado”. Reflexionemos un poco acerca de este párrafo: agresivas campañas de marketing, padres que intentan captar, estupor de consumidores... ¡Bien podría parecer la trama de una película de terror! ¡Pobrecitos aquellos niños a los que les vayan a dar sus padres un poco de Nobleza del Sur Only for Children, Pons for Babies o Oliver Petit Gourmet para desayunar! Muchísimo mejor que les den un bollicao, donuts o cualquier galleta del lineal elaborada con aceite de palma. No se suelen ver muchas manifestaciones -tipo taxi vs. VTC- por este motivo...

Según los “expertos” en nutrición consultados por el diario, estos productos responden a “una pura estrategia de marketing sin más”. Damos por hecho, entonces, que los pediatras creen a ciencia cierta que el Danacol reduce el colesterol, Activia regula el aparato digestivo, que si comes Nestlé estás a gusto con la vida y que Red Bull te da alas. En cambio, ¿AOVE para niños? ¡No, por Dios!

Igual se nos está empezando a ir un poco la cabeza si consideramos indignante que una empresa privada elabore un producto alimentario de altísima calidad -como es el caso de estos vírgenes extra- dedicado a los más pequeños.

En un país en el que el 40% de los pequeños presenta sobrepeso u obesidad, según un artículo de 2018 del mismo medio, que consuman virgen extra -con o sin campaña de marketing de por medio- no parece lo más dañino. Cabe recordar la cantidad de investigaciones que han demostrado que el aceite de oliva virgen extra es un aliado en la lucha contra la obesidad y la diabetes infantil, entre otras muchas enfermedades.

Y para aquellos que en el artículo siguen erre que erre afirmando que, además, su packaging es engañoso (“puede costar 18 euros el litro, cuando uno normal cuesta 5”, recalca un tecnólogo alimentario), les pediríamos que nos aclarasen a qué se refieren cuando dicen que un AOVE puede ser “normal” (¿existe alguno anormal?), y por qué gastan tantas energías en criticar y tan pocas en aportar.

Queridos pediatras, nutricionistas e, incluso, tecnólogos: creednos cuando os decimos que el menor de los males es que un adolescente consuma virgen extra. Les liberamos de esta carga para que puedan concentrarse en los temas que realmente importan. Atentamente: el resto del mundo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Mercacei

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.