www.mercacei.com

Tort(ill)azo

Mercacei Semanal 1.135

martes 30 de abril de 2019, 14:44h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

Que el aceite de oliva es un producto gancho ya lo sabíamos, pero parece ser que ahora también nos debemos acostumbrar a que sea el hazmerreír de la lista del súper. No pasa una semana sin que veamos publicada una noticia en la que se aluda a este alimento en el titular, algo realmente positivo si no fuese porque casi siempre es para menospreciarlo.

En esta ocasión, toda la culpa es de una tortilla. Resulta que en el II Foro Internacional de la Papa, celebrado recientemente en Tenerife, se ha elegido a la mejor tortilla de patatas del país y ha recaído en una que está elaborada con aceite de girasol. ¿Y qué han sacado a titular los medios generalistas de este país? Pues eso mismo, que la mejor tortilla de patatas de España se hace con aceite de girasol. Así, dando aún más excusas a todos esos consumidores malinformados que en cuanto sube 6 céntimos el precio del aceite de oliva corren al lineal a por una botella de girasol; o a esos otros que emplean sin parar esas frases de hace dos décadas tipo “es que la mayonesa no sabe igual con un aceite fuerte”, “ese pica mucho”, “¡uy, qué amargo!”...

En fin, que de tanto remar unos y otros en direcciones opuestas, nos pasamos el día dando vueltas sobre el mismo estanque. ¡Porque estancadas están un rato estas aguas! Y es que en el concurso en cuestión se valoraba positivamente que los huevos fueran camperos, las cebollas ecológicas, las patatas agrias y el aceite, uno cualquiera, que es que la señora chef “no ha encontrado uno de oliva suficientemente suave y que no impregne las patatas”. Será fan de Dani García. O eso, o sabe lo mismo de aceite de oliva que nosotros de ingeniería aeronáutica. Aunque si dedicándose al mundo de la cocina no conoce ningún aceite de oliva que “no impregne” a la patata, puede que tampoco sepa utilizar el verbo impregnar -hacer que una sustancia, generalmente un líquido, quede adherida a la superficie de un cuerpo-. ¿Habrá querido decir influir, invadir o imponer? Mejor no saberlo.

Una de las noticias que se hizo eco del certamen resaltaba que esta tortilla, eso sí, llevaba cebolla, pero que “después de lo del aceite, este detalle, que en otras circunstancias generaría la típica polémica, es casi una anécdota”. “¿Pasaremos de ser un país de concebollistas y sincebollistas a uno de oliveros frente a girasoleros? Una cosa es segura: a los productores de aceite de oliva seguro que no les ha hecho ninguna gracia que esta sea la mejor tortilla de patata del país”, concluía. Como si fuese un tema en el que sólo pierde el sector del aceite de oliva. Cuando el consumidor no está informado, o no tiene las herramientas elementales para tomar una decisión consciente o, peor aún, está confundido, perdemos todos.

Si una persona conoce lo que es el aceite de girasol y el aceite de oliva -con sus bondades y sus defectos- y se decanta por el primero, está en todo su derecho. Pero si lo hace alguien porque está convencido de que la patata corre el riesgo “de impregnarse” en aceite de oliva, porque así elaborará la “mejor tortilla del mundo”, porque cree que no existe ningún aceite de oliva suave o porque un chef con 3 estrellas Michelin se lo ha recomendado, entonces tenemos un problema muy grave. Uno de esos que no se solucionan en dos días... o con dos tortillas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Mercacei

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.