www.mercacei.com
Crece el mercado de aceite de oliva en México

Crece el mercado de aceite de oliva en México

04/11/2015México es un mercado en crecimiento donde la producción local de aceite de oliva es prácticamente inexistente y las importaciones cubren el total del consumo de este producto en el país. En todo caso, el volumen de las importaciones españolas se caracteriza por tener una tendencia ascendente en los últimos años, según se desprende de un estudio de ICEX España Exportación e Inversiones.

El documento “El mercado del aceite de oliva en México”, realizado por Sofía Basañez bajo la supervisión de la Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España en México, destaca que España es el principal proveedor de aceite de oliva en este país, con una cuota del 75,67% de las importaciones en valor y un 82,51% en volumen. 

Según este informe, su situación es claramente predominante respecto a su más directo competidor, Italia, que se encuentra muy lejos en cuanto a cuota de mercado, tanto en volumen, como en valor, siendo las grandes marcas las que copan el mercado. 

Cabe recordar que desde el 1 de julio de 2009 las importaciones de aceite de oliva quedaron libres de arancel, el IVA aplicable es cero y se eliminó el sistema de cuotas compensatorias, lo que, según este informe, facilita la importación de este producto en el mercado mexicano. 

Además de las grandes marcas de aceite de oliva español, se constata un manifiesto interés por parte de los importadores-distribuidores mexicanos en abrir su oferta a marcas nuevas de aceite de oliva, dirigidas a nichos específicos –tiendas gourmet y restaurantes de gama alta- lo que, en opinión de este organismo, puede llegar a suponer oportunidades interesantes para las empresas españolas que quieran posicionar su producto en México, aunque no suele implicar volúmenes de producto significativos. 

El estudio de ICEX remarca que el consumo de este alimento en México es todavía muy reducido, principalmente porque no existe una cultura del aceite de oliva como puede haber en los países de la Unión Europea (UE) y porque la percepción del mismo es de un producto caro. Sin embargo, su consumo ha crecido en los últimos años gracias al mayor conocimiento por parte de la población mexicana de sus usos, propiedades y beneficios para la salud. 

El principal cliente final de este producto es un segmento poblacional específico de renta media-alta, así como la población española o de ascendencia española, generalmente también con un alto poder adquisitivo, que vive en México.

El informe también destaca que la imagen que tienen los productos españoles en este mercado, y los productos del sector agroalimentario, en particular, se caracteriza por la alta calidad y el reconocimiento por parte del consumidor. Por ello, el aceite de oliva español en México está introducido en todos los canales de distribución alimentaria y goza de gran reconocimiento y prestigio entre los consumidores mexicanos, lo que “ayuda de manera muy significativa a la entrada de nuevas marcas españolas”.

ICEX ha recordado que desde el año 2009, en colaboración con la Oficina Económica y Comercial de México, ha financiado campañas para promocionar el aceite de oliva de España en este mercado, para difundir la calidad, usos y beneficios que tiene este producto para la salud. “Esto, unido al incremento en el interés de los mexicanos por la buena cocina gourmet y también por seguir dietas saludables (en las que el aceite de oliva es un elemento fundamental), está propiciando el inicio de una cultura del aceite de oliva en México”, concluye el informe.

google+

linkedin

Imprimir

Enviar