www.mercacei.com
Nace el 'Olivar que Habla', un novedoso sistema de comunicación para gestionar el riego y enfermedades a tiempo real 

Nace el "Olivar que Habla", un novedoso sistema de comunicación para gestionar el riego y enfermedades a tiempo real 

miércoles 12 de marzo de 2014, 22:34h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

11/03/2014  - Agroconsulting, empresa especializada en olivicultura de precisión, ha puesto a disposición del agricultor un novedoso sistema de comunicación directa “olivar-agricultor” que proporciona información exacta y valiosa sobre la necesidad de riego y evolución de enfermedades en el cultivo para tomar decisiones y actuar de manera "precisa y racional". 

Agroconsulting, empresa especializada en olivicultura de precisión, ha puesto a disposición del agricultor un novedoso sistema de comunicación directa “olivar-agricultor” que proporciona información exacta y valiosa sobre la necesidad de riego y evolución de enfermedades en el cultivo para tomar decisiones y actuar de manera "precisa y racional". 

La compañía ha informado en un comunicado de que ante la escasa rentabilidad de la producción agrícola y el alto coste de los insumos resulta indispensable buscar alternativas tecnológicas que reduzcan los costes de producción y que, al mismo tiempo, se obtengan mayores rendimientos. En este sentido, cree que la monitorización y supervisión directa a tiempo real del olivar se convierte en una herramienta clave que está cambiando la manera en que los técnicos y productores toman decisiones de cultivo. 

En concreto, mediante una plataforma tecnológica de fácil manejo, basada en la nanotecnología (sensores en olivo) y el uso de TICs (Big Data y Cloud Computing), se conectan los principales parámetros del olivar, suelo-clima-planta con el productor a través del cualquier dispositivo móvil (PC, tablet o móvil) y de este modo poder gestionar de manera eficaz su cultivo. 

Según Agroconsulting, este sistema permite conocer en profundidad el comportamiento específico del cultivo para poder actuar de manera concreta, estimar la cosecha, evitar deficiencias nutricionales, mejorar la eficiencia del riego, predecir enfermedades e igualar producciones de la finca, "aspectos de gran utilidad para el manejo y la gestión de la explotación". 

Entre las principales ventajas de este sistema destaca su capacidad de cuantificar por microclimas las necesidades hídricas exactas de la finca que unido a las predicciones meteorológicas, hace posible saber cuándo y cuánto regar, mejorando y racionalizando la gestión del riego. 

Asimismo, la empresa ha conseguido mejorar la gestión hídrica reduciendo el consumo de agua en un 40% sin que afecte a la producción agrícola de la explotación. Además, esta herramienta permite conocer las necesidades exactas del olivo, el umbral óptimo de riego y salud del cultivo (evitando el riesgo de enfermedades), lo que se traduce en "mayores producciones, más sanas, rentables y sostenibles". 

A su vez, a través del seguimiento en continuo de parámetros ambientales es posible detectar patologías, evaluar su incidencia y predecir las probabilidades de ataque y al conocer el riesgo de ataque es posible aplicar tratamientos fitosanitarios sólo cuando las posibilidades de padecer una enfermedad o plaga lo justifican o bien realizar tratamientos preventivos sólo en las parcelas con riesgos potenciales. 

La herramienta también permite minimizar riesgos, actuando anticipadamente y tomando medidas ante fenómenos meteorológicos adversos que pueden dañar los cultivos; y diseñar aceites de oliva, ya que controlando el estrés hídrico se pueden modular las características organolépticas (intensidad de frutado, concentración de polifenoles, picor, amargor…) para obtener aceites de oliva de excelente calidad. 

Este sistema ayuda, asimismo, en la toma de decisiones, al contar con datos precisos. "Los datos proporcionados por los sensores junto con históricos de clima de la zona y bases de datos de enfermedades son transformados en información de valor, que gestionada adecuadamente, permite reducir costes y aumentar los beneficios de la explotación", ha precisado Agroconsulting. 

Conectados a tiempo real 

La empresa ha señalado que mediante un fácil y rápido proceso el productor, técnico o gestor de fincas, incluso las comunidades de regantes podrán estar contactados a su explotación a tiempo real, desde cualquier lugar. 

En primer lugar se monitoriza el olivar, se dividen las parcelas en función de los tipos de microclimas, orografías…, se determinan las zonas representativas de la finca y se establecen los puntos de control donde se instalan los sensores y el datalogger en los olivos seleccionados. 

La tecnología que se aplica son sensores que miden la humedad y temperatura del suelo (evolución de la humedad y el riesgo de enfermedades) y el clima (temperatura ambiente, humedad relativa y déficit de presión de vapor del ambiente). Y el Datalogger que coordina la lectura de los diferentes sensores y envía por GPRS/GSM los datos a la plataforma. 

Posteriormente, y de manera automática, se realiza el almacenamiento y procesamiento de los datos de campo. Toda la información recogida por los sensores se almacena, procesa y analiza en la plataforma Big-Data en la nube. Paralelamente se recopilan datos de mediciones, predicciones e históricos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) y otros registros útiles para la agricultura, como registros de enfermedades o plagas. 

A su juicio, esta la plataforma es capaz de generar información de valor sobre el estado actual y futuro del cultivo, registra los datos de campo, de clima y otros datos agronómicos de interés y los transforma en información "valiosa y personalizada" sobre cada finca y parcela, mostrándola mediante gráficos amigables que pueden ser consultados desde cualquier dispositivo móvil a través de Internet en cualquier parte del mundo. 

La comunicación directa con el olivicultor se realiza a través de alarmas vía SMS, WhatsApp, llamadas de voz, twitter o e-mail para que pueda estar al corriente de la información importante, y, de este modo, gestionar su finca en función de las necesidades de exactas del cultivo.