www.mercacei.com
La Dieta Mediterránea podría reducir hasta un 30% el riesgo de desarrollar cáncer de mama

La Dieta Mediterránea podría reducir hasta un 30% el riesgo de desarrollar cáncer de mama

martes 16 de septiembre de 2014, 09:17h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

04/09/2014Un estudio coordinado por la investigadora del Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III Marina Pollán revela que el consumo de alimentos que forman parte de la Dieta Mediterránea puede reducir el riesgo de desarrollar cáncer de mama hasta en un 30%.

El Estudio EpiGEICAM -publicado en el British Journal of Cancer- ha sido financiado por la Asociación Española Contra el Cáncer (Aecc) desde 2006 con 300.000 euros y desarrollado dentro del Grupo Español de Investigación en Cáncer de Mama (Geicam). 

Se trata de un proyecto de investigación colaborativo a nivel nacional, que analiza la relación entre la dieta y el desarrollo de cáncer de mama a partir de un total de 1.017 casos y 1.017 controles que han sido reclutados por investigadores de Geicam en los servicios de Oncología de 23 centros hospitalarios españoles. 

En concreto, los investigadores identificaron en la población control tres tipos de dieta: “dieta occidental”, caracterizada por un alto consumo de productos grasos, carne procesada, dulces, bebidas calóricas y bajo consumo de cereales; “dieta prudente”, basada en productos bajos en grasa, frutas, vegetales y zumos; y “dieta mediterránea”, que incluye pescado, vegetales, legumbres, patatas, frutas, aceite y bajo consumo de zumos y bebidas calóricas. 

De las conclusiones del estudio de investigación –presentado el pasado día 2 en Madrid- se extrae que el consumo de alimentos de la “dieta mediterránea” puede reducir el riesgo de desarrollar cáncer de mama hasta en un 30%. Por el contrario, la dieta occidental es la más perjudicial para desarrollar cáncer de mama y, lo que es más preocupante, es la dieta más frecuente en las mujeres jóvenes, según destacaron las entidades impulsoras del proyecto en un comunicado. 

Por su parte, no se ha podido constatar que la “dieta prudente” esté relacionada ni con una mayor ni con una menor probabilidad de desarrollar cáncer de mama, a pesar de lo que podía pensarse en un principio, por ser la que menos grasa tiene. 

Asimismo, el estudio del equipo dirigido por la doctora Pollán señala que la Dieta Mediterránea ha demostrado ser beneficiosa para prevenir el cáncer de mama, especialmente para los tumores triple-negativos, para los que por el momento no existe un tratamiento quimiopreventivo. 

“Es la primera vez que un estudio que relaciona dieta y cáncer de mama muestra un claro efecto protector de la Dieta Mediterránea en este subtipo de tumor, el triple negativo, que generalmente es más agresivo”, subrayaron los investigadores. 

Marina Pollán, epidemióloga del Instituto de Salud Carlos III y coordinadora del grupo que ha llevado a cabo el estudio, aseguró que “estudiar patrones dietéticos, como los identificados en nuestro estudio, supone un enfoque más global, intentando caracterizar mejor la forma en que comemos y su efecto sobre la salud”. 

“Nuestros resultados añaden más evidencia a favor de fomentar una dieta rica en verduras, fruta, aceite de oliva, pescado y legumbres, y limitar el consumo de alcohol, productos grasos, carne, embutidos, dulces y bebidas azucaradas. Esta forma de comer que llamamos Dieta Mediterránea puede ayudarnos a disminuir la frecuencia de cáncer de mama y también de otras enfermedades crónicas, como los problemas cardiovasculares o la diabetes”, aseguró la investigadora. 

Respecto a unos de los datos del estudio que evidencia que la dieta occidental aumenta el riesgo de desarrollar un cáncer de mama, la presidenta de la AECC, Isabel Oriol, señaló que “este dato reafirma que tenemos que seguir trabajando para concienciar a los más jóvenes desdela infancia en la adopción de hábitos de vida saludable. Nuestra Asociación lleva años con campañas en colegios e institutos y seguiremos haciéndolo porque es la mejor manera de intentar reducir el riesgo de desarrollar un tumor en la edad adulta”. 

Por su parte, el doctor Miguel Martin, presidente del Geicam, resaltó que “EpiGEICAM es uno de los mayores estudios epidemiológicos en cáncer de mama realizados en España y nos aporta claves cruciales para entender la influencia de la dieta en el riesgo de cáncer de mama en nuestro país. También nos da pistas que podrían explicar en parte la relativa baja frecuencia del subtipo de cáncer de mama triple negativo en nuestro país. Este estudio es un buen ejemplo de lo que puede lograrse cuando trabajan juntos tres instituciones prestigiosas, bien organizadas y eficientes”. 

En este sentido, Jesús Fernández Crespo, subdirector General de Evaluación y Fomento de la Investigación del Instituto de Salud Carlos III, se refirió al impacto positivo de este trabajo, que pone de manifiesto "el valor de la colaboración multinstitucional y multidisciplinar en la generación de conocimiento relevante como resultado de la investigación en salud". 

En la financiación del estudio, también han colaborado otras entidades tales como la Fundación Cerveza y Salud, la Federación de Asociaciones de Mujeres con Cáncer de Mama (Fecma), la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) y el Instituto de Salud Carlos III.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Mercacei

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.