www.mercacei.com

El fin del mundo

Mercacei Semanal 987

lunes 08 de febrero de 2016, 10:13h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

El mundo se está acabando. No queremos ser pesimistas pero, el planeta, tal y como lo conocían nuestros abuelos, hace tiempo que está perdiéndose en el cajón de lo vintage, que es como llaman los modernos a todo lo que se usaba antes y que ahora es sólo decorativo. En Saint John's, la capital de la isla ártica de Newfoundland, en Canadá, los hombres cuyos antepasados pescaban bacalao han sustituido sus redes por excavadoras y sus barcos por destiladoras de vodka. Se hacen llamar "pescadores de icebergs" y venden su agua a empresas occidentales para elaborar un exclusivo elixir nacido del deshielo de los polos. Aunque no se ha reconocido como causa directa, el calentamiento global ha disparado la producción de este vodka en los últimos años. Se dice que es el agua más pura del mundo, pues el hielo lleva acumulado en los glaciares de donde proceden estos icebergs más de 25.000 años, cuando el planeta ni siquiera conocía la contaminación. De hecho, su pureza es 10 veces mayor que la del agua embotellada. Una pena que para conseguirla tengamos que despedirnos del planeta...

Y es que la relación entre el cambio climático y la agricultura es un camino bidireccional: la agricultura contribuye al cambio climático de varias formas; y el cambio climático, en general, afecta negativamente a la agricultura. Por ejemplo, en las regiones de latitudes medias o altas los aumentos moderados de temperatura están comenzando a generar pequeños efectos beneficiosos en el rendimiento de las cosechas; sin embargo, ocurre lo contrario en las regiones de latitudes bajas, donde esos ascensos de la temperatura pueden disminuir el rendimiento de los cultivos y promover la proliferación de plagas.
Hace unos días, AEMO (Asociación Española de Municipios del Olivo) subía a su Facebook una fotografía de un olivo en flor en la provincia de Málaga. A simple vista era una bonita imagen primaveral, con la salvedad de que fue tomada... ¡el 15 de enero! Tal y como se leía en el pie de foto, “el árbol lee mejor que nadie las condiciones ambientales y responde generalmente con sabiduría”.
Debemos tener en cuenta que cuando se producen condiciones ambientales adversas, como es el caso de temperaturas muy altas, los árboles reaccionan como cualquier ser vivo, intentando adaptarse, pero sus efectos secundarios pueden ser irreversibles. Algunos expertos aseguran que, de continuar esta situación, el polen podría llegar a perder su capacidad germinativa y al aumentarse el estrés hídrico, el olivo vería reducido considerablemente su número de flores.
¿Qué haremos entonces, inventar una crema de orujo de hoja de olivo? ¿Es que ya nada nos importa? Esperemos que cuando el ser humano se de percate de que no podemos respirar y alimentarnos de cosas materiales, los olivos sigan ahí esperándonos, como llevan haciendo durante milenios.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Mercacei

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.