www.mercacei.com

Houston, tenemos una aceituna

Mercacei Semanal 1.051

miércoles 21 de junio de 2017, 13:56h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

En el año 2045 seremos inmortales. El planteamiento, a simple vista, parece de ciencia ficción, pero los expertos juran y perjuran que será una realidad. De hecho, el multimillonario ruso Dmitry Itskov ha llegado a afirmar que está seguro al 100% de que en los próximos 30 años todos podremos vivir para siempre.
Según BBC News, Itskov no está convencido acerca de las capacidades que posee actualmente el cuerpo humano, por lo que ha decidido inventar un sistema mejor, dedicando parte de su fortuna a desarrollar una tecnología de vanguardia que puede desbloquear los secretos del cerebro humano. La idea es que la mente puede descargarse a un ordenador, liberándola así de las restricciones biológicas del cuerpo. “El objetivo final de mi plan es transferir la personalidad de alguien a un cuerpo completamente nuevo”, dice. Suena a una trama salida de Avatar, la famosa película de James Cameron. En realidad, el plan es bastante similar. Profesores de las universidades del Sur de California, Duke y Moscú afirman que es totalmente posible que el cerebro sobreviva indefinidamente en un envoltorio cibernético, siempre y cuando el nuevo entorno le proporcione lo que necesita para subsistir. Para ello, le alimentarían con sustitutos biológicos de la sangre y le dotarían de prótesis neuronales y de órganos humanos cultivados artificialmente. Y eso sin contar con las herramientas biotecnológicas que están a punto de inventarse.
Los expertos del sector de la biotecnología y los fondos que los financian creen que estos trasplantes serán una realidad en breve. Incluso, podremos subir nuestras consciencias a la “nube” y forjar una nueva mente global. ¡Tan sencillo como actualizar tu iPhone!
Quién sabe si estos super-humanos en los que nos convertiremos seguirán viviendo aquí en la Tierra o habrán explorado y colonizado ya planetas más exóticos de nuestra galaxia. No parece una idea tan descabellada... Resulta que un equipo internacional liderado por investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) lidera un experimento para cultivar plantas en el espacio hoy en día.
El pasado 1 de junio se lanzó desde Cabo Cañaveral (Florida, EEUU) -mítico emplazamiento de todas las películas apocalípticas de Hollywood- esta iniciativa cuyo objetivo es estudiar la viabilidad del cultivo de plantas como apoyo a la exploración humana del espacio. El experimento, llamado Seedling Growth-3 pretende examinar el comportamiento de las plantas en un entorno de gravedad cero. Por ahora se han enviado semillas de Arabidopsis thaliana, un vegetal emparentado con la col, el nabo, el rábano y la mostaza. Según los expertos, es una planta fácil de cultivar aunque tendrá que exponerse a las hostiles condiciones ambientales del espacio, que representan para estos seres vivos un estrés comparable a la salinidad, la sequía, el frío y el calor.
Los antecedentes son positivos; biólogos norteamericanos ya consiguieron hacer crecer lechugas en la Estación Espacial Internacional, pero lo cierto es que todavía se desconocen las claves de adaptación de estas plantas ahí fuera.
Por si acaso, deberían llevarse algún hueso de aceituna. Si los olivos han sobrevivido en la Tierra miles de años, seguro que pueden hacerlo en el espacio. No estaría mal que los humanos inmortales del futuro puedan deleitarse con AOVE espacial.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Mercacei

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.