www.mercacei.com
Antonio Luque: “Tenemos mucha gente detrás que se empeña en poner un poquito de aceite para ver si patina la bicicleta, pero seguimos dando pedaladas”

Antonio Luque: “Tenemos mucha gente detrás que se empeña en poner un poquito de aceite para ver si patina la bicicleta, pero seguimos dando pedaladas”

Entrevista con Antonio Luque, presidente de Dcoop

lunes 17 de septiembre de 2018, 12:03h
Antonio Luque fue uno de los grandes protagonistas del XII Encuentro de Responsables y Maestros de Almazara del Grupo GEA celebrado el pasado jueves en Úbeda. El presidente de Dcoop, el mayor grupo cooperativo oleícola del mundo, fue entrevistado por Mercacei y sus respuestas no tuvieron desperdicio. Luque no se mordió la lengua y aclaró algunas de las cuestiones que han situado a su Grupo en el primer plano de la actualidad del sector en las últimas semanas.

Con relación al brusco descenso de precios del aceite de oliva en origen acaecido antes del verano, se publicaron ciertas informaciones que apuntaban al Grupo Dcoop como responsable de llevar a cabo “determinadas maniobras encaminadas a bajar el precio del aceite y controlar el mercado”. Ante la gravedad de las acusaciones, Mercacei fue el primer medio en ponerse en contacto con Dcoop para recabar su postura y opinión al respecto. ¿A qué cree que obedecen estas informaciones?
Bueno. Al final, llegó un momento en que yo leía todas esas acusaciones y me preguntaba: ¿hay algo de lo que no seamos culpables? Parece que nosotros hemos matado a Manolete, y no es verdad. Hay alguna empresa, algunas personas, que se están jugando mucho dinero por perder posiciones y situaciones de mercado. Nosotros hemos hecho cosas que nos están saliendo bien. La bajada de precios en el aceite de oliva a nosotros nos ha costado 80 millones de euros. Creo que con eso poco más hay que decir. Yo puedo ser tonto -según muchos-, pero te aseguro que los 22 consejeros de Dcoop y los 120 ó 130 que acuden a las juntas no son tontos.

Te diré algo. Nunca habíamos vivido en el sector un ataque a una empresa como el que está sufriendo Dcoop, con 75.000 familias detrás. Y por cosas que son mentira. Por eso quiero agradecer a Mercacei lo que hizo, porque fuisteis los únicos que nos llamasteis para preguntar. Lo que más nos ha dolido es que haya habido conocidos, amigos, agricultores, presidentes de cooperativas, incluso personas de organizaciones agrarias, que por intereses personales y probablemente mezquinos, hayan defendido esto sin llamar para preguntarnos. Que lo hagan otros, pero los tuyos… ¿Quiénes son los tuyos? ¿Dónde están? Los nuestros son los 75.000, y esos siempre están ahí, a nuestro lado.

"Todo el sector sabe que las primeras críticas en público a Dcoop procedieron de una persona de una compañía muy concreta, Pier Luigi Tosato, de Deoleo"

Dado que resulta difícil pensar que todo ello sea fruto de la casualidad, ¿estamos ante una campaña orquestada de desprestigio del Grupo Dcoop? ¿Por parte de quién?
Todo el sector sabe que las primeras críticas en público a Dcoop procedieron de una persona de una compañía muy concreta, Pier Luigi Tosato, de Deoleo. Y se lo he dicho a él: Pierluigi, estás enfermo con esto. Porque lo ha dicho en muchos foros, envasadores, sector exportador, incluso al Ministerio. Y después ha habido gente que probablemente por situaciones personales, desconocimiento o falta de información se ha sumado y ha contribuido a ello.

Dcoop es el mayor productor mundial de aceite de oliva. Un peso que, según algunos, le permite influir en el precio del producto. ¿Es esto cierto? ¿Establece Dcoop las reglas de juego en el mercado?
Ojalá todo lo que quisiéramos. Está claro que con unos determinados niveles de producción y consumo, con una oferta y demanda equilibradas, sí podemos ayudar a armonizar el mercado, a establecer precios adecuados.

Entonces, ¿quién manda realmente en el sector del aceite de oliva? ¿Cuáles son los factores que determinan las fluctuaciones al alza o a la baja en los precios y cotizaciones del aceite de oliva?
A menudo me preguntan: “Antonio, ¿cuál crees tú que es el precio más adecuado para el aceite de oliva?” Y yo siempre respondo lo mismo: el más alto posible para poder venderlo todo. Todo. Dependemos mucho de la climatología. No existe ahora ninguna empresa que pueda ejercer un liderazgo en el mercado, que tenga marcas que realmente sean líderes en el mercado a nivel mundial. Ahora es el momento de ver quién puede ejercer ese liderazgo. Nosotros lo vemos muy lejos, pero es posible que seamos los mejor posicionados. Haciendo un símil ciclista, nos estamos saliendo del pelotón y, aunque tenemos mucha gente detrás que se empeña en poner un poquito de aceite para ver si patina la bicicleta, a pesar de ello seguimos dando pedaladas.

"Me preguntan: ¿Cuál crees tú que es el precio más adecuado para el aceite de oliva? Y yo siempre respondo lo mismo: el más alto posible para poder venderlo todo"

¿Diría que el del aceite de oliva es un negocio rentable para quienes se dedican a él?
El aceite de oliva es un magnífico negocio para la mayoría de las personas que se dedican a él. Es verdad que en los últimos cuatro años en general el agricultor ha ganado más dinero y también que en el sector industrial hay operadores, envasadores, que no están ganando dinero en ese periodo. Queda trabajo por hacer en el sector industrial y la distribución, y el productor debe permanecer atento a lo que viene, pero hemos ganado dinero, y no pasa nada por decirlo.

Por cierto, ¿puede ganar dinero un pequeño productor poniendo en el mercado aceites de autor?
En el sector se están haciendo cosas impresionantes, increíbles, a nivel de calidad. Y yo animo a todo aquel que tenga dinero y no le importe no ganar, a que siga haciéndolo. Pero hay que valorarlo en su justa medida Eso es magnífico para el sector; para el que lo hace, no tanto. De esos hay uno ó dos que ganan dinero. Si yo tuviera dinero lo haría, me dedicaría a eso y sería feliz. Pero soy consciente de que hay que trabajar para vender 500 millones de kg. más de aceite, y así no lo vamos a hacer. Lo que me preocupa es que vendamos la ilusión de que si todo el mundo hace eso, es lo mejor para el sector. Hoy existen 4.000 empresas con proyectos de ese tipo, y eso es imposible; estoy seguro de que entre todas ellas no exportan más de 20 millones de kg. de aceite. Para vender los 500 millones de kg. necesitamos empresas con tamaño, dimensión, marca y buen posicionamiento, con presencia en los lineales, y poniendo dinero para promocionar el aceite de oliva. Y esto no es criticar ese tipo de proyectos, sino ver la realidad.

XII Encuentro de Maestros y Responsables de Almazara

Más de 400 profesionales del sector oleícola procedentes de toda España participaron en el XII Encuentro de Maestros y Responsables de Almazara de GEA, que se desarrolló el pasado 13 de septiembre en el Palacio de Congresos de Ifeja, en Jaén. La actividad formativa, una de las más antiguas y prestigiosas del sector oleícola, reunió a ponentes de primer nivel y abordó como tema central el futuro del sector del aceite de oliva en el plazo de diez años. Además, se celebró un programa paralelo de charlas técnicas para maestros de almazara con tal éxito que desbordó la capacidad de la sala en la que se celebró.

Uno de los ejes centrales del Encuentro fue el libro “El fin del sector oleícola tal y como lo conocemos”, una obra editada por GEA en la que expertos de diferentes sectores ofrecen su visión de cómo será el sector oleícola dentro de una década. El director del Centro de Excelencia de Aceite de Oliva de GEA, Rafael Cárdenas, realizó una introducción a este libro, mientras que varios de sus autores, como Juan Antonio Parrilla, José Antonio La Cal, Elisabet Estévez, José María Penco, Montse Godoy y María Isabel Covas, protagonizaron una mesa redonda.

google+

linkedin

Imprimir

Enviar