www.mercacei.com
Creación de valor y digitalización, principales retos del sector agroalimentario en materia de exportación

Creación de valor y digitalización, principales retos del sector agroalimentario en materia de exportación

miércoles 24 de abril de 2019, 11:29h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

Un informe elaborado por expertos del Máster en Gestión de Empresas Agroalimentarias-Fundación Lafer destaca que en el ámbito de la exportación se mantiene invariable año tras año el reto de la creación de valor, al que se une en la actualidad la digitalización.

Así, según este informe, el destacado incremento de las exportaciones agroalimentarias españolas en los últimos 10 años, “claramente por encima de nuestros competidores”, no se ha visto acompañado por aumentos en el valor medio de los productos exportados.

“En el proceso de creación de valor cabe destacar también los casos de empresas que en los últimos años han demostrado su capacidad de forjarse una marca reconocida de alto valor añadido a nivel internacional”, ha subrayado Jaime Palafox, experto agroalimentario y uno de los impulsores de este estudio.

Respecto a las tendencias, el informe destaca que la digitalización, no solo a través del e-commerce, es uno de los temas estrella del sector agroalimentario. Sin embargo, según Palafox, “hay que situarlo en su justa medida ya que aunque presenta fuertes crecimientos, actualmente solo representa un 1,5% del mercado de la alimentación en España y en países líderes, como China o Corea del Sur supone el 6,2% y el 19,7%, respectivamente”.

A su juicio, “no parece que el e-commerce vaya a acabar con el retail tradicional como algunos auguran sino que más bien se va a producir un proceso mixto de operadores tradicionales accediendo al comercio on line y operadores on line entrando en el retail, como ya hemos visto con la compra de Whole Foods por parte de Amazon”.

Exportaciones en 2018

El informe detalla que el sector agroalimentario sigue tirando de las exportaciones españolas, pero los últimos datos demuestran una significativa ralentización, al crecer un limitado 0,4% hasta los 47.405 millones de euros en 2018. Este moderado crecimiento contrasta con el incremento producido en el ejercicio anterior (+6,5%), así como con la media del decenio 2008-2018 (+5,5%), y pone de relieve un “frenazo” en las ventas al exterior de productos agroalimentarios.

Por primera vez en los últimos años el conjunto de las exportaciones agroalimentarias españolas se comportaron peor que las de nuestros principales competidores en el marco de la UE: Italia (+1,3%) y Francia (+2,1%).

Entre los países que redujeron sus compras de productos agroalimentarios a España, subraya el importante descenso producido por Italia (-8%), China (-7%), Bélgica (-5%) y México (-17%). En el caso de Italia esta bajada viene marcada por las ventas de aceite de oliva a granel, mientras que el descenso de las exportaciones al mercado chino, que en total representaron 1.118 millones de euros, supone, a su juicio, una señal de alerta al producirse por segundo año consecutivo.

Sorprenden "positivamente", según el informe, los datos de exportaciones de Reino Unido, que crecen por encima de la media (+2%), hasta los 3.953 millones de euros; así como los de Estados Unidos que, en pleno contexto de guerra comercial, suben un 1% hasta los 1.901 millones de euros.

En un análisis más a medio y largo plazo, el informe remarca que los mercados de Extremo Oriente (Corea del Sur, China, Filipinas, Japón, Hong Kong y Taiwán) reflejan un gran tirón por los alimentos españoles, alcanzando un valor total por encima de los 3.000 millones de euros.

Descenso en valor del aceite de oliva

Por productos, la evolución de los datos es negativa en los principales sectores exportadores, como son la carne de cerdo (-3%), los cítricos (-5%) y el aceite de oliva (-18%). En cualquier caso, estos tres alimentos siguen encabezando las ventas en el exterior, con cifras todos ellos por encima de los 3.000 millones de euros.

La fuerte caída del aceite de oliva, en relación directa con las variaciones de producción y el precio medio de exportación registrados en las cosechas afectadas, hacen que pierda el primer puesto como producto exportado, a favor de la carne de cerdo.

Según este análisis, los productos que más han aumentado en este último quinquenio son el aceite de oliva (+9%) y la carne de cerdo (+8%); mientras que el vino (+2%) y los cítricos (+1%) reflejan un cierto estancamiento, al crecer por debajo de la media que se sitúa en el +5%.