www.mercacei.com
Italia insta a promover la cultura del AOVE frente a las noticias falsas y los semáforos nutricionales

Italia insta a promover la cultura del AOVE frente a las noticias falsas y los semáforos nutricionales

miércoles 25 de julio de 2018, 12:55h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

Las llamadas “fake news” y los últimos sistemas de etiquetado nutricional son el nuevo caballo de batalla de la Asociación Italiana de la Industria Oleícola (Assitol), que reivindica para combatirlos iniciativas que promuevan y extiendan la cultura del aceite de oliva virgen extra entre los consumidores y, para ello, pide la colaboración del sector y las instituciones.

La gota que ha colmado el vaso ha sido un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) denominado “Time to deliver” (Es hora de actuar) donde, entre otras recomendaciones para combatir las afecciones relacionadas con la mala alimentación, también se sugiere “la instauración de un etiquetado en la parte frontal de los envases”. En el documento no se concretan productos, pero los medios italianos subrayaron que en el punto de mira de la OMS podía acabar una serie de alimentos típicos del “made in Italy” como el queso parmesano, el jamón o incluso el aceite de oliva.

Es por ello que la patronal italiana, a través de un comunicado, insta a promover la educación del consumidor como herramienta contra lo que califica como “sucesión de noticias tendenciosas y propuestas de sellos contra la Dieta Mediterránea, que también afectan el condimento que más aman los italianos”.

“Primero el semáforo nutricional del Reino Unido, luego el sistema de nutrición propuesto por Francia, después las noticias -inmediatamente desmentidas- de una posible etiqueta al aceite de oliva virgen extra por parte de la OMS… Todo esto ha preocupado al sector del aceite de oliva. Estos episodios muestran que falta una cultura del aceite de oliva y de un consumo consciente", explicó Anna Cane, presidenta del grupo de aceite de oliva Assitol, quien considera que, como consecuencia, el consumo está disminuyendo. “Por eso es cada vez más urgente promover una verdadera educación en la cata, una especie de viaje para redescubrir nuestros productos, que se llevará a cabo tanto en Italia como en el extranjero, como un instrumento contra la desinformación y los sellos”, aseveró.

Sistema agroalimentario más fuerte

Por otra parte, el Instituto de Servicios para el Mercado Agrícola y Alimentario (Ismea) presentó ayer en Roma su informe sobre la Competitividad del Sector Agroalimentario italiano, según el cual el “made in Italy” agroalimentario es, en líneas generales, un gran recurso para el país: 61.000 millones de euros en valor agregado, 1,4 millones de empleos, más de un millón de empresas y 41.000 millones de euros en exportaciones.

Sin embargo, el análisis muestra problemas relacionados con los desequilibrios estructurales de la cadena agroalimentaria italiana y, a nivel europeo, signos de debilidad. En concreto, el aceite de oliva no presenta las mejores cifras.

En el apartado de las exportaciones, el capítulo de aceite de oliva -junto al de vino-, ha descendido a la segunda posición, registrando el 23% de las exportaciones europeas. Más en detalle, en la comparación entre Italia y España, mientras el aceite de oliva ostenta un peso en el país transalpino del 3%, en España el aceite de oliva tiene un papel mayor que en Italia (5%).

Asimismo, la evolución del periodo de cinco años examinado en el informe refleja la pérdida de espacio italiano en el mercado mundial en algunos sectores agroalimentarios como el de aceites y grasas. Este rendimiento negativo se atribuye a la escasez de producción de aceite de oliva en 2017, que condujo a la reducción de las exportaciones italianas en términos absolutos.