www.mercacei.com
AOVETENDENCIAS Canadá: experiencias inolvidables y un marketing pragmático para aumentar la demanda de virgen extra

AOVETENDENCIAS Canadá: experiencias inolvidables y un marketing pragmático para aumentar la demanda de virgen extra

miércoles 02 de septiembre de 2020, 10:00h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

Canadá se ha convertido en uno de los mercados más atractivos para las empresas españolas de aceite de oliva virgen extra y supone en la actualidad una gran oportunidad tanto para productores de aceite de oliva de gama media como de gama alta o gourmet. En este nuevo artículo de la sección AOVETENDENCIAS analizamos el perfil del consumidor canadiense de AOVE y su conocimiento sobre este producto, el uso que hace del virgen extra en la cocina o las claves para incrementar su demanda.

Ontario y Quebec son los lugares con mayor consumo de aceite de oliva debido a tres factores: población, inmigración y ubicación. Así, Ontario y Quebec aglutinan el 38% y 23% del total de la población canadiense respectivamente, seguidos por Columbia Británica, con un 13%, y Alberta, con un 11%. Por otro lado, el 21% de la población total del país somos inmigrantes. En cuanto a la ubicación, Canadá es un país con más de 7.000 kilómetros de costa Este a Oeste, estando Ontario y Quebec ubicados en la costa Este, la más cercana al mediterráneo. En este sentido, los consumidores de aceite de oliva son los inmigrantes de países mediterráneos y los descendientes de estos inmigrantes, personas que viajan a países mediterráneos y traen un recuerdo muy romántico del aceite, así como aquellos que se interesan mucho por su salud y conocen los efectos saludables de la Dieta Mediterránea y su AOVE.

Muy pocas personas cocinan con aceite de oliva y todavía existe la creencia de que no es bueno a altas temperaturas

Desde el año 2011 resido en Canadá y en 2015 fundé Vezorla Inc. una corporación canadiense de ámbito nacional que se dedica a la importación de aceite de oliva virgen extra bajo la marca Vezorla. Durante estos cinco años me he interesado mucho en los hábitos del consumidor, principalmente de la zona central y oeste de Canadá que es donde yo resido. He asistido a ferias de muestras y he observado al consumidor en los lineales para ver y preguntar el porqué de sus elecciones. Durante estas experiencias he constatado que la oferta de los lineales canadienses es elevadísima, existen muchas marcas y cada marca tiene varias etiquetas: AOVE “sabor suave” y AOVE “sabor fuerte”, AOVE “Italia”, AOVE “España”, AOVE “Grecia”, AOVE “Portugal”, Aceite de Oliva y otra versión de todos los AOVEs en ecológico. Esta situación es estresante para un consumidor que carece de conocimientos básicos tales como la diferencia entre un aceite de oliva virgen extra y un aceite de oliva, y que mucho menos conoce otros aspectos como variedades, aceite temprano, mes de cosecha, DOP, etc.

Por lo general, el aceite de canola es el más utilizado en la restauración para cocinar. He observado que por edades los mayores de 60 años adquieren principalmente mantequilla para cocinar y entre los 35 y 50 años está de moda el aceite de aguacate, mientras que los menores de 35 usan además el aceite de coco porque les gusta el sabor. Muy pocas personas cocinan con aceite de oliva y todavía existe la creencia de que no es bueno a altas temperaturas, por lo que lo usan exclusivamente para ensaladas, que no forman parte de su dieta sino que es un plato de temporada del corto verano canadiense.

Respecto al packaging, los envases para AOVE suelen ser botellas de cristal de 500 ml. para un aceite gourmet, botellas de 1 litro para un aceite mas convencional y las latas de 3 litros cuentan con una mayor presencia en tiendas europeas gourmet donde los clientes tienen un consumo más elevado de aceite de oliva virgen extra. El envase de PET lo ofrecen grandes cadenas de supermercados y son de 1 litro. Por ejemplo Costco vende su marca blanca en PET de 5 litros indicando muy claramente que es aceite español.

Los consumidores se fijan si la botella es oscura u opaca, si se puede reciclar y si hay algún símbolo de premio obtenido

Los consumidores buscan en la etiqueta la palabra Cold Pressed (Prensado en Frío) por lo que si no lo encuentran es posible que no lo compren. También se fijan si la botella es oscura u opaca, si se puede reciclar y si hay algún símbolo de premio obtenido. En raras ocasiones preguntan por aceite de oliva ecológico y en menor medida por DOPs o año de cosecha. Todos sabemos que Cold Pressed no existe actualmente a nivel de comercialización pero es una moda que nos llevará varios años quitar. Por otro lado, hay muchos gerentes de tiendas gourmet que siguen pensando en el primer prensado y segundo prensado, por lo que aún tenemos mucho trabajo por delante.

Respecto al diseño de etiquetas, creo que todavía siguen confiando más en una botella con un diseño clásico que les recuerde a este cultivo tan antiguo. Asimismo, los AOVEs tempranos con cuidados diseños como se ven en España están destinados a un público muy selecto que compra en tiendas muy especializadas donde se ofrece un trato personalizado y educan al cliente. Me consta que en Montreal hay boutiques del aceite que comercializan AOVEs gourmet tempranos, pero existen pocas tiendas de este tipo.

En la actualidad, contamos con olivar en Canadá gracias a un agricultor de la Columbia Británica que en un viaje a España se enamoró del aceite y a su vuelta se decidió a plantar unos 5.000 olivos de cultivo intensivo. Esta primera plantación está motivando más a los canadienses a consumir AOVE en apoyo a este agricultor. De hecho, este aceite se vende muy rápidamente incluso teniendo unos precios desorbitados y un diseño clásico en negro y dorado no muy atrayente.

Si ofrecemos experiencias inolvidables en origen y un marketing pragmático incrementaremos la demanda

Necesitamos poner en marcha campañas de marketing especializadas dependiendo de las edades/tendencias y sus etnias. Para ello debemos atraer su atención con las propiedades saludables asociadas a un uso habitual y darles ideas prácticas con recetas sobre cómo introducirlo en sus platos. Según Stadistics Canadá, de los 37.59 millones de habitantes en el país, 11 millones se declaran de origen inglés, 4,6 millones de origen francés, 3 millones del Este del Europa, 3 millones del sur de Europa (1,5 millones italianos y 400.000 españoles), 3 millones del Este de Asia y 1,9 millones del sur de Asia. Estos datos nos ofrece una idea de la cantidad de tradiciones culinarias de este país y es ahí donde tenemos que empatizar con ellos. En vez de cambiarles sus hábitos yo opto por algo más sencillo como introducirles nuestro oro liquido en los suyos.

Ofrecer experiencias únicas e inolvidables al canadiense cuando nos visite es algo muy importante y si puede ser rodeado de olivos mejor, en definitiva activarle los sentidos y hacer del viaje una experiencia sensorial única tanto en su uso culinario como en la cosmética, a través de tratamientos terapéuticos. Además, es necesario destacar los demás usos del aceite y los subproductos como el hueso de aceituna utilizado como combustible, todo suma.

Otro dato interesante es que a los canadienses les gusta mucho colaborar con su comunidad mediante voluntariados, aportando alimentos a gente con necesidades, por lo que acciones de este tipo pueden añadir valor a la historia de las marcas.

Estoy convencida de que si somos capaces de ofrecer experiencias inolvidables en origen y un marketing pragmático y empático con otras culturas seremos capaces de incrementar la demanda del aceite de oliva en Canadá.

AOVETENDENCIAS

VERÓNICA GUIRADO GÓMEZ

Fundadora de Vezorla Inc.