www.mercacei.com
(Sin)Sentido y (Sin)sensibilidad

(Sin)Sentido y (Sin)sensibilidad

Mercacei Semanal 1.200

martes 22 de septiembre de 2020, 08:36h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

Dicen que el corazón tiene razones que la razón ignora, sin embargo la ausencia de razón es una moda que parece haberse impuesto durante los últimos años en nuestra sociedad. El mayor sinsentido de la temporada son las denuncias y sanciones llevadas a cabo por parte de algunas administraciones públicas a distintas empresas oleícolas por divulgar de manera general las virtudes saludables del AOVE en sus webs y redes sociales. Sí, han leído bien, sanciones por decir que el aceite de oliva virgen extra es bueno para la salud. Aunque esas afirmaciones estén basadas en los innumerables estudios científicos que se han publicado acerca de los beneficios saludables del producto estrella de la Dieta Mediterránea.

Ante este (desolador, surrealista, increíble, indignante, etc., etc.) panorama, un importante grupo de asociaciones, profesionales del sector y científicos ha firmado un manifiesto denunciando esta situación y poniendo en valor la importancia de dar a conocer estas bondades a los consumidores.

En concreto, la Asociación QvExtra! Internacional, la Sectorial Nacional del AOVE con DOP, la Asociación Almazaras Federadas de España (AFE), la Asociación Empresarial de Almazaras Industriales de Córdoba (Acora) y la Asociación Grandes Pagos del Olivar, así como científicos y distintas empresas ganadoras de los premios Mario Solinas y Alimentos de España del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), aseguran que la promoción, divulgación y defensa del aceite de oliva virgen extra a través de sus propiedades saludables, demostradas y refrendadas por numerosas evidencias científicas, es fundamental para el desarrollo del sector y el conocimiento y formación del consumidor. En este sentido, consideran que la comunicación generalizada de los valores saludables del AOVE en las páginas web y redes sociales de las empresas oleícolas del sector es imprescindible para potenciar dicha labor de divulgación y promoción.

Es, cuando menos, curioso que otros alimentos no tengan problema alguno en venderse como saludables y que el consumidor lo crea a pies juntillas. ¿Quién no ha caído en la tentación de tomar un Danacol para prevenir el colesterol? “Poca broma, ¿no?”, como rezaría su eslogan televisivo.

También te puedes preparar un sándwich con margarina Flora pro.activ para “reducir activamente el colesterol”. Está “científicamente probado”, según su envase. O, la panacea universal, el aceite de coco virgen extra bio (hay decenas de marcas en los lineales) que “se extrae en frío”, “previene la diabetes tipo II” y “refuerza el sistema inmunológico”.

Aunque les parezca surrealista, estos productos -y muchos más- están a su disposición en los supermercados de nuestro país, en los anuncios de televisión y en las promociones de las grandes superficies, alardeando acerca de sus beneficios saludables. Sin embargo, cuidadín si eres un AOVE. Ni se te ocurra intentar competir en este mercado infame donde todo vale. Si eres un virgen extra, entonces tienes que estar dentro de un 2x1, 3x2 o de la segunda unidad al 50%. No vaya a ser que algún consumidor considere que eres un superalimento y el planeta deje de girar alrededor del sol. ¿Hasta cuándo vamos a seguir aguantando?

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (4)    No(0)

+

0 comentarios