www.mercacei.com
Vivir en el apocalipsis

Vivir en el apocalipsis

Mercacei Semanal 1.251

Por Pandora Peñamil Peñafiel
martes 02 de noviembre de 2021, 10:12h
Marzo de 2020 cambió por completo nuestras vidas. En aquel entonces, que nos dijesen que teníamos que confinarnos en casa por riesgo a contraer un virus muy peligroso nos resultó surrealista, algo digno de la trama de la última temporada de The Walking Dead. Creímos que este encierro -físico y psicológico- duraría dos semanas. Nos convencimos de que era algo temporal, menospreciando la capacidad sobrehumana que tenemos las personas para acostumbrarnos a prácticamente cualquier escenario. Ahora, ya damos por hecho que todo puede ocurrir.

“El gobierno de Austria pronostica en Europa un grave apagón”. Ese titular se hizo viral la semana pasada. Y no se trata de una noticia jocosa de El Mundo Today, es tan real como el listado que ha enviado el Ministerio de Defensa de este país a sus ciudadanos para que se monten su propio kit de supervivencia si este terrible escenario se hace realidad.

“Peligra el abastecimiento de juguetes para niños esta Navidad”, aseguraba otro titular del mismo diario esa misma semana, invitando de nuevo a los lectores a comprobar si se trataba de informaciones acerca de una realidad paralela o, directamente, nos están lanzando indirectas de que vivimos en Matrix.

Lo cierto es que parece que nos encontramos instalados en el apocalipsis, cuando salimos de una hay otra que nos está esperando. Y si no que se lo digan a los proveedores de cualquier materia prima. Productos como la luz -la factura en los ocho primeros meses de este año está 69 euros por encima de la del año pasado-; los carburantes -llenar un depósito medio de 55 litros nos cuesta ahora mismo 18 euros más que en octubre de 2020-; casi todos los materiales empleados en la construcción -el acero corrugado o el cobre han sufrido incrementos del 78% en estos 12 meses-; o, incluso alimentos -la industria alimentaria británica ha advertido de que la falta de comida en Reino Unido va a ser “permanente”- se han convertido en bienes de lujo en cuestión de meses. FIAB ya ha alertado de la gravedad de la situación provocada por el incremento inflacionista en costes energéticos, materias primas y auxiliares, así como las dificultades de aprovisionamiento, que en conjunto suponen una seria amenaza para las empresas y el empleo del sector, que aún se encuentran en un proceso de recuperación de la crisis provocada por la pandemia.

¿Qué está pasando en el mundo? Algunos hablan de explosión del comercio internacional tras la reapertura de las economías, otros de la crisis de semiconductores... El caso es que este apocalipsis está afectando directamente a nuestro sector. No hay vidrio para los nuevos envases, no hay acero para los recambios de maquinaria, no hay papel para las etiquetas... Como a todo esto se añada un apagón, ¡mejor que nos pille debajo de un olivo para cobijarnos!

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios