www.mercacei.com

¿Para qué complicarse tanto?

Mercacei Semanal 998

domingo 08 de mayo de 2016, 19:39h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

Allí estaban, cara a cara frente a todos aquellos rígidos envases, como si se hubiesen dedicado a este trabajo durante una vida entera. Lo cierto es que, en cierto modo, así era. Probablemente se trataba de la primera vez que formaban parte de un jurado que tenía que escoger los packagings de AOVE más especiales del mundo, pero, desde luego, tenían experiencia en elegir, de eso no cabía la menor duda.

¿Qué podían hacer si no la bloguera del año, un Premio a la creatividad de la Pasarela Cibeles, la corresponsal en EEUU de la revista Diseño Interior, la presidenta de la Fundación Loewe, el Premio Nacional de Diseño 1989 o un dos estrellas Michelin juntos en una misma sala rodeados de cientos de envases de vírgenes extra de todo el mundo?
Algo se traía entre manos semejante elenco de profesionales y las botellas parecían saberlo; era casi como si intentaran esconderse, dentro de su inmovilismo, unas detrás de las otras para huir de la temible mirada crítica del jurado.
“Este parece un whisky de malta”; “yo nunca compraría un aceite que diese la impresión de ser un gel de baño”; “¿esto es un AOVE? pero si parece Chanel nº5”; “¿es que ya nadie respeta el contenido?”... Se oían murmullos, exclamaciones, ideas, críticas y, de repente, un silencio sepulcral, el del genio cuando ha tenido una idea que cambiará el mundo, o el de siete mentes brillantes que acaban de llegar a un consenso. En ese preciso instante se acababa de elegir el Mejor Packaging de AOVE del Mundo, una categoría del Concurso Internacional EVOOLEUM.
Este galardón, a su vez, se divide en tres sub-categorías: Mejor Diseño AOVE Premium, Mejor Diseño Innovador y Mejor Diseño Gama Retail.
Sin embargo, para el jurado, existía una categoría superior, un halo que sobrevolaba a las demás, un leitmotiv que sentían que se había perdido por el camino: el origen de todo, el olivo. No comprendían esa desconexión de algunos envases con el campo, las raíces, el agricultor, la lluvia, el sol, la luna... Entendían las estrategias de marketing -alguno de los miembros del jurado casi había inventado el término- y la diferenciación, pero no la “pérdida de identidad”.
En este contexto, y bajo la mirada abierta de unos exigentes consumidores, decidieron otorgar la Medalla de Oro al Mejor Diseño de AOVE Premium a Dominus Cosecha Temprana. ¿Por qué? Por ser elegante y sobrio, pero también sorprendentemente equilibrado, moderno y atemporal, con reminiscencias romanas y mediterráneas, coherente con su contenido y donde su collarín aporta un plus de información.
En cuanto al Mejor Diseño Innovador, la Medalla de Oro fue a parar a Bañón, por desarrollar un excelente concepto gráfico, que establece una asociación inmediata con el producto.
Finalmente, en la categoría Mejor Diseño Gama Retail, resultó galardonado con la Medalla de Oro Innoliva (Portugal), por el tono de su etiqueta, que recuerda a la aceituna; un diseño elegante y sin pretensiones que destaca en un lineal.  
Mediterráneo, aceituna, olivo, tierra, sol, verde... ¿Para qué alejarse tanto, teniendo todas estas sensaciones al alcance de la mano?, se preguntó el jurado, haciendo que nos lo planteásemos todos. ¿Acaso estaríamos perdiendo nuestra esencia? Si, tal y como decía Aristóteles, “la finalidad del arte es dar cuerpo a la esencia secreta de las cosas”, esta dualidad sólo se puede arreglar con alma.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Mercacei

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.