www.mercacei.com

Un acto de rebeldía

Mercacei Semanal 1.123

viernes 25 de enero de 2019, 13:53h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

Picasso siempre fue consciente de que estaba cambiando el mundo o, por lo menos, la forma en que lo percibimos. Desde que aprendió a pintar y a hablar -la primera palabra que salió de su boca fue piz, de lápiz- hizo de cada frase y de cada cuadro un manifiesto. Su obra gritaba a los cuatro vientos los insultos de las oscuras tabernas de Montmartre, desvestía los placeres ocultos del Moulin de la Galette o deformaba la mundana realidad con su particular e hipnótica agudeza. Sus amigos cuentan que un día el genio se encontraba descansando en una playa del sur de Francia cuando se le acercó un niño con un papel y le pidió que le dedicase un dibujo. El pintor rápidamente se percató de que la idea provenía de sus padres que, ni cortos ni perezosos, querían conseguir una obra suya gratis. Sutilmente, Picasso se deshizo del papel y selló su autógrafo en la espalda del crío. Días más tarde, en una reunión entre colegas, se le oyó comentar entre risas: “Me pregunto si lo habrán vuelto a lavar…”. Todo un acto de rebeldía made in Picasso.

Eso me hace pensar que quizás lanzar Olivatessen by Mercacei -cuyo quinto número acaba de salir al mercado- fue nuestro pequeño acto de rebeldía. Puede que lo fuese pedir a un Javier Bardem recién laureado en Hollywood que posara para nosotros con una botella de AOVE como si fuera un Oscar; escribir un e-mail argumentando al Dios cinematográfico Francis Ford Coppola -podría literalmente pasarme un mes seguido viendo El Padrino II- por qué debería concedernos una entrevista hablando sobre su amor por el Mediterráneo; pedirle a Isabel Coixet que compartiese con nosotros un pa amb tomàquet y, de paso, sus secretos gastronómicos; o convertirnos en kamikazes del virgen extra y llamar al publicista de Sting para preguntarle por sus olivos.

Con este ya van cinco grandes actos de rebeldía en forma de publicación. Una verdadera colección de arte gastro dedicada a los amantes del AOVE. Porque en estos cinco años hemos cometido, probablemente, muchísimos más actos indomables, pero los que verdaderamente cuentan son los que plasmamos en estas páginas. Esta revista quiere ser el reflejo de un sector en movimiento, el de los productores del siglo XXI, que no se conforman con un mundo encorsetado, rígido, con normas establecidas, sino que aspiran a un planeta que va más allá, que es líquido y que no conoce formas ni limitaciones.

En 2015, en nuestro primer número, decíamos que en España tenemos mucha suerte porque disfrutar del virgen extra forma parte de nuestras costumbres. Hoy, a las puertas de una nueva década, podemos decir alto y claro que hemos logrado compartir esa suerte con el resto del mundo, que este superalimento ha traspasado fronteras y se está convirtiendo en cultura y moda en lugares que ni hubiésemos podido imaginar. Todo gracias a un puñado de locos por el AOVE que, a través de pequeños actos de rebeldía y ante la atónita mirada de los demás, decidieron recolectar unas semanas antes, envasar su aceite en un vidrio más oscuro, cambiar la tipografía de su logo o sacarse un billete de avión a Zurich y visitar una a una todas las tiendas gourmet de la ciudad. Bendita locura... ¡Y que nosotros sigamos “padeciéndola” muchos años más!

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Mercacei

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.