www.mercacei.com
La NAOOA pide al Gobierno de EEUU que no aplique aranceles al aceite de oliva

La NAOOA pide al Gobierno de EEUU que no aplique aranceles al aceite de oliva

lunes 06 de mayo de 2019, 11:27h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

La North American Olive Oil Association (NAOOA), entidad que representa los intereses de las empresas importadoras de aceite de oliva en el mercado norteamericano, ha instado a la Oficina del Representante de Comercio de Estados Unidos (USTR) a eliminar el aceite de oliva de la lista de productos europeos que podrían ser objeto de aranceles.

Cabe recordar que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó el pasado mes de abril con la imposición de aranceles a una lista de productos europeos, entre ellos el aceite de oliva, en respuesta a las ayudas públicas recibidas por la compañía aeronáutica Airbus.

En concreto, la USTR publicó una lista preliminar de productos de la UE que podrían ser objeto de derechos adicionales y que incluye alimentos como el aceite de oliva.

En opinión de la NAOOA, una tarifa sobre los aceites de oliva no está justificada, ya que “no tiene nada que ver con la aeronáutica y porque equivaldría a un impuesto sobre la salud de los consumidores estadounidenses”.

“El aceite de oliva es el único producto en la lista que los médicos, nutricionistas y dietistas recomiendan a los consumidores estadounidenses para el tratamiento y la prevención de enfermedades crónicas”, ha añadido.

Según esta asociación, los estadounidenses tendrán que pagar más por este producto, ya que no existe un sustituto viable para los aceites de oliva europeos, que constituyen la gran mayoría del aceite de oliva que se consume en Estados Unidos. Además, la producción del país norteamericano solo satisface alrededor del 5% del consumo anual de Estados Unidos.

En este sentido, según sus datos, Estados Unidos consume aproximadamente 300.000 toneladas de aceite de oliva y el país solo produjo 10.000 toneladas en la campaña 2018/19. Además, un estudio de 2018 sobre el consumo de este producto, encargado por la NAOOA y la Asociación de Productores de Aceite de Oliva estadounidense, confirmó que la salud es un factor principal que lleva a los estadounidenses a comprar aceite de oliva. Por lo tanto, “un arancel sobre el aceite de oliva europeo castigará principalmente a los consumidores estadounidenses que tendrán que pagar precios más altos por los aceites de oliva, o cambiar a grasas para cocinar menos saludables, o incluso poco saludables, pero más baratas”, ha aseverado.

“Estamos pidiendo a la USTR que elimine el aceite de oliva de la lista para que los consumidores estadounidenses puedan seguir patrones de alimentación saludables de acuerdo con los consejos de sus médicos, nutricionistas y dietistas”, ha concluido.