www.mercacei.com
La CE adopta medidas adicionales para apoyar al sector agroalimentario por el impacto del COVID-19

La CE adopta medidas adicionales para apoyar al sector agroalimentario por el impacto del COVID-19

viernes 17 de abril de 2020, 11:57h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

La Comisión Europea (CE) adoptó ayer medidas adicionales para ayudar al sector agroalimentario frente al impacto económico del coronovirus, que permitirán a los agricultores disponer de mayor liquidez y reducirán la carga administrativa para las autoridades nacionales, regionales y para los productores.

En concreto, la Comisión aumentará los anticipos de pagos directos (del 50% al 70%) y los pagos de desarrollo rural (del 75% al ​​85%). Los agricultores comenzarán a recibir estos adelantos a partir de mediados de octubre. Como flexibilidad adicional, los Estados Miembros podrán pagar a los agricultores antes de finalizar todos los controles sobre el terreno.

La segunda medida adoptada es reducir el número de controles físicos sobre el terreno. Los países de la UE deben realizar controles para garantizar que se cumplan las condiciones de elegibilidad. Sin embargo, “en las circunstancias excepcionales actuales, es crucial minimizar el contacto físico entre los agricultores y los inspectores que realizan los controles”, según el Ejecutivo comunitario.

Así, el número total de controles a realizar sobre el terreno a los solicitantes de ayudas de la Política Agraria Común (PAC) se reduce del 5% al ​​3% (para pagos directos y medidas de desarrollo rural).

Los Estados Miembros podrán utilizar fuentes alternativas de información para reemplazar las visitas tradicionales a las explotaciones. En este sentido, la Comisión indicó que está instando al uso de nuevas tecnologías, por ejemplo, para ampliar la utilización de imágenes satelitales para verificar la actividad agrícola en el campo o fotos geoetiquetadas para demostrar que se realizaron inversiones.

A su juicio, esta medida ayudará a reducir la carga administrativa y evitar demoras innecesarias en el procesamiento de las solicitudes para garantizar que se pague a los agricultores en el menor tiempo posible.