www.mercacei.com
Cómo afectará la futura PAC al sector del olivar y del aceite de oliva

Cómo afectará la futura PAC al sector del olivar y del aceite de oliva

martes 05 de mayo de 2020, 12:11h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

La directora general de Producciones y Mercados Agrarios del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), Esperanza Orellana, ha elaborado un artículo en exclusiva para Mercacei en el que analiza las perspectivas de la nueva Política Agraria Común (PAC) en el sector del olivar y del aceite de oliva, así como las medidas que se prevén diseñar para fortalecer su competitividad y rentabilidad.

La crisis del COVID-19, con los efectos e incertidumbres que ha generado en los mercados agrícolas tanto a nivel nacional como internacional, ha centrado la agenda política de las instituciones comunitarias y nacionales. Sin embargo, ello no ha impedido que continúen los trabajos sobre la reforma de la Política Agraria Común (PAC) y la fase transitoria que comienza el año que viene, y que finalmente va a durar dos campañas. Esto nos dará la oportunidad de poder ir ya avanzando hacia las medidas que se aplicarán a partir del año 2023, de forma que la transición sea lo más ordenada posible.

"La entrada en producción de los olivares intensivos está provocando un aumento en la presión sobre los precios"

A la hora de analizar la futura PAC, en primer lugar quiero destacar que esta crisis sanitaria ha puesto en evidencia el carácter estratégico del sector agroalimentario en el conjunto de la economía europea, y la necesidad de poder asegurar el abastecimiento alimentario. Efectivamente, en situaciones cómo la actual, no ha habido desabastecimiento de productos alimentarios sanos, nutritivos y de calidad, y hemos sido capaces, además, de contribuir a la seguridad alimentaria de muchos otros países con nuestros productos. Por ello, se ha constatado que es necesario mantener un fuerte presupuesto para la PAC, lo que está en consonancia con la demanda que el Gobierno de España viene realizando en las negociaciones del nuevo marco Financiero Plurianual. Además, una financiación suficiente permitirá a los agricultores responder a las mayores demandas de los ciudadanos europeos en lo relativo a la calidad y seguridad de los alimentos y los nuevos retos medioambientales, presentados recientemente por la Comisión Europea a través de la estrategia Farm to Fork y el Green Deal.

En segundo lugar, se debe destacar que el nuevo modelo PAC propuesto por la Comisión Europea supone una nueva metodología de trabajo en la que cada país de la UE, tras determinar sus necesidades específicas, va a implementar aquellas medidas que considere más adecuadas en un Plan Estratégico de la PAC. Esto no quiere decir, que cada país aplique su propia política agrícola, sino aquellas medidas que mejor se adapten a sus necesidades de un conjunto establecido a nivel comunitario.

El primer elemento que se debe considerar a la hora de analizar cómo la futura PAC puede afectar al olivar, es que además de tener una importante función productiva, cuenta con numerosas externalidades que le sitúan en ventaja para el cumplimento de los nuevos desafíos de la nueva PAC.

"El aumento de la producción no se está acompañando de un incremento del consumo interno y global"

Precios

No obstante, el sector también se enfrenta a importantes dificultades, en gran medida derivadas de los bajos precios en las dos últimas campañas que ha motivado la pérdida de rentabilidad de muchas explotaciones, en particular las más tradicionales y de menor dimensión.

Existe una gran diversidad de sistemas de cultivo y en los últimos años han experimentado un gran incremento los olivares intensivos, cuya entrada en producción está provocando un aumento en la presión sobre los precios y las rentas en los productores.

El incremento de superficie de cultivo de olivar en los últimos quince años (aproximadamente un 10%, del que un 3,5% se ha producido en los tres últimos años), y en especial de estos sistemas intensivos, de mayor productividad, está generando aumentos de la producción que no se están acompañando de cifras análogas de incremento del consumo interno y global. Por ello, es necesario abordar cuanto antes un proceso de reflexión en el seno del propio sector, y para el que ofrezco toda nuestra colaboración, sobre qué olivar queremos y cómo utilizar todas las herramientas de la nueva PAC para asegurar el futuro de esta producción esencial y emblemática, con precios razonables y retribuciones para los agricultores.

"Es previsible el diseño de nuevas medidas de apoyo en el ámbito de los ecosesquemas para el olivar tradicional de secano"

Estas son algunas de las conclusiones que se derivan de los trabajos de análisis realizados por el Ministerio de Agricultura en colaboración con las Comunidades Autónomas y las organizaciones representativas, para la identificación de las necesidades específicas del sector que permitan definir las prioridades del futuro Plan Estratégico de la PAC.

Medidas de apoyo

Todavía es pronto para detallar los criterios de asignación de las nuevas ayudas de la PAC, pero el peso del olivar en el total de explotaciones agrarias y su papel en la vertebración del territorio hace necesario que el nuevo sistema garantice su continuidad. Además, es previsible el diseño de nuevas medidas en el ámbito de los “ecoesquemas”, que permitirán incentivar prácticas beneficiosas para el clima y el medioambiente y que darían un apoyo especial al olivar tradicional de secano.

También, y al igual que para otras producciones prioritarias de nuestro sistema agroalimentario como el vino y las frutas y hortalizas, se pretende proponer el desarrollo de un programa sectorial del olivar que permita financiar medidas llevadas a cabo por organizaciones de productores para, entre otras acciones, la mejora de la dimensión y competitividad, la orientación al mercado y la innovación. Estamos trabajando en un proyecto de Real Decreto de reconocimiento de organizaciones de productores del sector con el fin de aprovechar las oportunidades que ofrece la actual regulación comunitaria, así como el desarrollo del futuro plan sectorial oleícola.

"Se popondrá el desarrollo de un programa sectorial del olivar que permita financiar medidas de las organizaciones de productores"

Por otro lado, quisiera destacar las diferentes medidas de mercado en las que estamos trabajando en el marco del Reglamento de la Organización Común de Mercados de Productos Agrícolas (OCMA), de especial importancia para el sector oleícola, caracterizado por una gran volatilidad en sus precios y con un claro impacto en la situación de mercados. Esto ha motivado que el Ministerio en la actualidad esté trabajando con Cooperativas Agro-alimentarias de España en el desarrollo de un modelo de autorregulación que permita en campañas con altas disponibilidades el almacenamiento de aceite de oliva y su comercialización posterior, para favorecer la estabilidad de las cotizaciones.

Es obvio, no obstante, que en este proceso, el Ministerio puede ayudar, como estamos haciendo, pero no puede suplir la voluntad y la iniciativa de las organizaciones de productores y cooperativas del sector para trabajar y ser co-responsables de regular las disponibilidades de producto con el fin último de mejorar los precios percibidos por los agricultores y garantizar a los consumidores unos precios razonables.

En las negociaciones de la reforma de la PAC hemos conseguido un compromiso para la extensión al aceite de oliva del artículo 167 del reglamento de la OCMA que permitirá, mediante una norma nacional, el establecimiento obligatorio de normas de comercialización y limitaciones al conjunto del sector. Otra medida solicitada por el Gobierno de España ha sido el incremento los umbrales de desencadenamiento del almacenamiento privado de aceite de oliva que se encuentran a los niveles de los precios de intervención de 1998, aunque somos conscientes de su dificultad por las implicaciones presupuestarias que supondría.

"El nuevo Plan Estratégico de la PAC es una oportunidad para fortalecer la rentabilidad del sector"

Continuidad del sector

Como resumen, creo que lo más importante es transmitir a los oleicultores y lectores de Mercacei que la prioridad del Gobierno de España es garantizar la continuidad del sector del olivar y el aceite de oliva, que juega un papel fundamental desde el punto de vista social, económico y medioambiental para el conjunto de nuestra economía y en particular en las regiones productoras.

Por supuesto, estoy segura de que ese objetivo es compartido por todos, también y especialmente por las organizaciones, cooperativas y la Interprofesional del sector. Por ello debemos trabajar todos en el fortalecimiento de la competitividad y rentabilidad del sector. Creo que la elaboración del nuevo Plan Estratégico de la PAC es una oportunidad inigualable para ello.

Artículo de opinión

ESPERANZA ORELLANA

Directora General de Producciones y Mercados Agrarios