www.mercacei.com
COVID-19: la hora de la verdad

COVID-19: la hora de la verdad

lunes 07 de septiembre de 2020, 13:26h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

J. Florencio Pastrana, responsable de Pastrana Ingeniería y Servicios S.L.P., analiza en este artículo los retos a los que se enfrenta el sector oleícola ante la actual situación sanitaria provocada por el COVID-19: el inminente inicio de la recolección de determinadas cosechas, el olivar tradicional, los aranceles de Estados Unidos o los "nubarrones" sobre la economía española.

Ahora resulta que todas las predicciones efectuadas por los principales gurús que sobrevuelan sobre el sector oleícola se han quedado desfasadas por el devenir de los acontecimientos. Nuestra indomable cultura mediterránea, de intensa vida social, ha provocado la relajación estival de esas conductas prudentes que invitan al mantenimiento de la distancia social y la modificación de determinadas costumbres muy arraigadas en nuestra sociedad, lo que ha originado la aparición de innumerables rebrotes por toda la geografía nacional, siendo en este caso la población más joven la que ha ejercido de correa de transmisión.

Ante el inminente inicio de los periodos de recolección, resulta imprescindible la implantación de planes de contingencia sobre todas las actividades

Adicionalmente, y ante el inminente inicio de los periodos de recolección de determinadas cosechas, resulta imprescindible la implantación de planes de contingencia sobre todas las actividades, desde el campo hasta la comercialización del producto agroalimentario elaborado, con el fin de identificar de forma inmediata cualquier tipo de infección y cortar de forma radical su cadena de transmisión hacia el resto de los componentes del correspondiente grupo de trabajo.

En este sentido, las actividades agrícolas son las más sensibles, dado que, en muchos casos, están basadas en la utilización de mano de obra eventual y, frecuentemente, de tipo ambulante, lo que origina la necesidad de disponer de mecanismos de identificación y análisis de tipo PCR, así como mecanismos de trabajo que corten la posible cadena de transmisión. Las diferentes Comunidades Autónomas ya han dictado órdenes que regulan los distintos protocolos de actuación para cada una de las situaciones que se puedan generar.

Un reto para el olivar tradicional

Como siempre ha sido y siempre será, los más pobres son los más vulnerables… y ahora no me refiero solamente a esa mano de obra a la que hacía referencia anteriormente. Me refiero a ese olivar tradicional de altos costes productivos y muy bajo rendimiento, además de muy difícil mecanización. Ese que genera esos aceites de altísima calidad que, a día de hoy, no hemos sabido darles valor. Sobre ese olivar y sus aceites de máxima calidad, actualmente cultivados a pérdidas, tendrán especial incidencia todos esos costes y dificultades añadidas, procedentes de esta peste del siglo XXI.

Sobre el olivar tradicional y sus aceites de máxima calidad tendrán especial incidencia todos esos costes y dificultades añadidas

Adicionalmente, y por si todo lo anterior fuese poco, el mantenimiento -cuando no incremento- de los aranceles al aceite de oliva y a las aceitunas por parte del presidente norteamericano Trump, hará que sea inviable la comercialización de una sola botella de aceite o bote de aceitunas en el mercado de ese país.

Un futuro incierto

A la espera de la generalización de la comercialización de esa tan esperada vacuna (se especula con la primavera de 2021) y del resultado de las elecciones americanas (el próximo 3 de noviembre), así como de las decisiones a adoptar por el vencedor de las mismas, se ciernen importantes nubarrones sobre la economía española, en general, y el sector oleícola, en particular, de durísimas consecuencias y difícil reparación.

De esta crisis saldremos con mucho trabajo, mucho esfuerzo y mucha dedicación

De esta crisis, en la que aún estamos profundizando, no vamos a salir ni en V, ni en L, ni en U, ni utilizando cualquier otra letra del abecedario. De esta crisis saldremos con mucho trabajo, mucho esfuerzo y mucha dedicación, haciendo cada uno en su situación personal y profesional su correspondiente análisis de conciencia y actuando en consecuencia de forma autónoma, buscando la eficiencia y la excelencia profesional. Habrá que buscar en el diccionario el significado de determinadas palabras tan manoseadas por unos y otros como mecanización, automatización, investigación, certificación, comercialización, packaging, búsqueda de nuevos mercados internacionales… Y, con más o menos devoción, ponerlas en práctica.

Con el COVID-19 podemos decir que es la hora de la verdad para todos aquellos que están dispuestos a buscar la excelencia en sus procesos productivos, dar valor a sus producciones y comercializarlas, tanto en los mercados tradicionales como en otros nuevos mercados por descubrir. Y también es la hora de la verdad para todos aquellos que decidan quedarse observando el devenir de los acontecimientos. El resultado, en breve…

Por J. Florencio Pastrana
Pastrana Ingeniería y Servicios S.L.P.