www.mercacei.com
La Dieta Mediterránea ayuda a reducir los efectos del estrés

La Dieta Mediterránea ayuda a reducir los efectos del estrés

martes 05 de enero de 2021, 13:13h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

El estrés no solo tiene efectos negativos en el trabajo y las relaciones personales, sino que también aumenta el riesgo de muchas afecciones crónicas, como enfermedades cardíacas y la enfermedad de Alzheimer, y está asociado con tasas de mortalidad más altas. No obstante, seguir la Dieta Mediterránea puede ayudar a disminuir los efectos fisiológicos del estrés y promover un envejecimiento saludable, según un estudio realizado por investigadores de la Facultad de Medicina de Wake Forest (Carolina del Norte, EEUU).

Los hallazgos del estudio, el primer ensayo preclínico para medir los efectos del consumo a largo plazo de una dieta occidental versus mediterránea sobre el estrés en condiciones experimentales controladas, se han publicado el pasado mes de noviembre en la revista Neurobiology of Stress.

“Es muy difícil controlar o reducir los factores estresantes en nuestras vidas, pero sabemos que podemos controlar nuestra dieta, y estudios observacionales previos han sugerido que una menor percepción de estrés se asocia con un alto consumo de frutas y verduras", ha destacado Carol A. Shively, profesora de Patología y Medicina Comparada en la Facultad de Medicina de Wake Forest e investigadora principal del estudio.

Según Shively, "desafortunadamente, los estadounidenses consumen una dieta rica en proteínas animales y grasas saturadas, sal y azúcar, por lo que queríamos averiguar si esa dieta empeoraba la respuesta del cuerpo al estrés en comparación con la Dieta Mediterránea, en la que gran parte de las proteínas y grasas provienen de fuentes vegetales".

Así, los investigadores estudiaron los efectos del estrés crónico de un bajo estatus social y el estrés agudo de estar aislado socialmente durante 30 minutos en 38 animales de mediana edad que fueron alimentados con una Dieta Mediterránea y occidental. Las dietas se formularon para reflejar fielmente las dietas humanas, con proteínas y grasas derivadas principalmente de fuentes animales en el grupo occidental y principalmente de fuentes vegetales en el grupo mediterráneo.

Para determinar el efecto de las dietas sobre las respuestas al estrés, los científicos midieron los cambios en los sistemas nerviosos simpático y parasimpático y en la hormona cortisol de la glándula suprarrenal, en respuesta al estrés agudo y crónico.

El sistema nervioso simpático participa en la respuesta de "lucha o huida" y regula funciones corporales como la frecuencia cardíaca y la presión arterial. El sistema nervioso parasimpático tiene efectos opuestos que ayudan al cuerpo a volver a un estado más tranquilo. "La alta actividad del sistema nervioso simpático puede ser dañina para la salud, por lo que mantener un equilibrio saludable entre los dos sistemas es importante", ha precisado Shively.

El cortisol ayuda al cuerpo a acceder a los recursos necesarios para luchar o huir. Sin embargo, si el estrés es continuo, los niveles de cortisol se mantienen altos y dañan los tejidos, según ha precisado el centro docente norteamericano.

En concreto, en comparación con los animales alimentados con una dieta occidental, los alimentados con la Dieta Mediterránea exhibieron una mayor resistencia al estrés, "tal y como lo indica la menor respuesta del sistema nervioso simpático y el cortisol al estrés, y una recuperación más rápida después de que el estrés terminó", ha señalado la investigadora.

"Nuestro estudio mostró que la Dieta Mediterránea cambió el equilibrio hacia el sistema nervioso parasimpático, que es bueno para la salud, mientras que la dieta occidental aumentó la respuesta simpática al estrés, que es como tener el botón del pánico encendido todo el tiempo, y eso no es saludable", ha precisado.

A medida que los animales envejecían durante el estudio de 31 meses, lo que equivale a unos nueve años en humanos, el grupo de investigación observó que la actividad del sistema nervioso simpático aumentó. Sin embargo, la Dieta Mediterránea ralentizó el envejecimiento del sistema nervioso simpático.

"Los hallazgos del estudio sugieren que la adopción en toda la población de la Dieta Mediterránea puede proporcionar una intervención relativamente simple y rentable para reducir el impacto negativo del estrés psicológico en la salud y retrasar el envejecimiento del sistema nervioso", ha resaltado Shively.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios