www.mercacei.com

Dieta Mediterránea

El rector de la Universidad de Jaén (UJA), Juan Gómez Ortega, y el presidente de la Diputación Provincial, Francisco Reyes, firmaron ayer un nuevo convenio de colaboración para continuar con el desarrollo del proyecto Predimed-Plus, el mayor estudio de investigación sobre nutrición realizado en España con el que, entre otras cuestiones, se pretenden documentar los beneficios saludables del aceite de oliva y la Dieta Mediterránea.

Tras una revisión de estudios científicos, un grupo de investigadores del Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBERobn) ha evidenciado que la Dieta Mediterránea retrasa el envejecimiento de las células.

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, como presidente de la Fundación Dieta Mediterránea, ha hecho balance de las acciones que se han desarrollado en el año 2019 por la Fundación Dieta Mediterránea para fomentar entre los ciudadanos los valores de la dieta más saludable, sostenible y con un aporte cultural reconocido por la UNESCO como Bien Inmaterial de la Humanidad.

La Fundación Dieta Mediterránea ha animado a disfrutar de los restaurantes y de su gastronomía mediterránea, ampliamente reconocida a nivel internacional. Por ello, sigue trabajando en la promoción de los restaurantes que apuestan por una gastronomía saludable, de mercado y proximidad como es la Dieta Mediterránea.

Un estudio del Proyecto INMA analiza la importancia de seguir una Dieta Mediterránea a los 4 años sobre la prevalencia de sobrepeso y obesidad a esa misma edad, y su incidencia a los 8 años. Los investigadores mostraron que el efecto protector del sobrepeso, la obesidad y la obesidad abdominal se debió principalmente a una mayor ingesta de verduras y aceite de oliva, así como a una reducción en el consumo de carnes.

El centro tecnológico Eurecat lidera el proyecto MED4Youth, que desarrollará un estudio clínico a nivel europeo con el objetivo de fortalecer el vínculo entre la Dieta Mediterránea y los beneficios que tiene para la salud y, además, hacer frente a la obesidad juvenil y los factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares asociadas (CVD, por sus siglas en inglés). El proyecto también estudia si los efectos de este patrón alimentario están asociados a cambios en la microbiota intestinal y los metabolitos derivados del intestino.

Investigadores de la Universidad Rovira i Virgili-IIPSV, liderados por el catedrático Jordi Salas-Salvadó; de la Universidad de Navarra, con Miguel Ángel Martínez-González al frente; y el consorcio Predimed, en colaboración con la Universidad de Harvard y el Instituto Broad de Estados Unidos, han identificado por primera vez una huella metabolómica (consistente en varios metabolitos que circulan por la sangre), relacionada con la adherencia a la Dieta Mediterránea. Esta huella metabolómica predice la aparición de infarto de miocardio e ictus. El trabajo acaba de publicarse en la revista de la Sociedad Europea de Cardiología.

23/12/2015 - Un estudio elaborado por el Observatorio del Agua de la Fundación Botín señala que la Dieta Mediterránea es más sostenible y tiene una menor huella hídrica que la dieta americana. Este trabajo analiza el consumo y la contaminación de agua dulce ligado a cada producto e ingrediente de un menú de dos semanas representativo de la Dieta Mediterránea y lo compara con su equivalente americana.

Durante su comparecencia en la Comisión de Sanidad y Consumo del Senado el pasado 26 de junio, el ministro de Consumo, Alberto Garzón, anunció que el sistema de etiquetado frontal nutricional Nutriscore entrará en vigor el primer cuatrimestre de 2021. España se suma así a Francia, que ya tiene implementado este sistema, y a Bélgica y Alemania, que han anunciado a la Comisión Europea su deseo de ponerlo en marcha.

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Granada (UGR) y publicado en la revista Nutrients señala que, contra todo pronóstico, el confinamiento debido al COVID-19 ha provocado que los españoles coman de una forma más saludable, y vuelvan a retomar la Dieta Mediterránea en sus mesas, con un mayor consumo de productos como el aceite de oliva.

Endocrinólogos del Hospital Clínico San Carlos han demostrado que seguir una Dieta Mediterránea enriquecida con aceite de oliva virgen extra y pistachos durante el embarazo mejora la salud de las gestantes y de los niños en sus dos primeros años de vida, reduciendo el riesgo de ingresos hospitalarios hasta en un 25%, según el estudio realizado sobre más de 700 niños y publicado en la revista científica Journal of Clinical Medicine.

Un mayor grado de adherencia a la Dieta Mediterránea se asocia con una mejor calidad de vida en los pacientes con diabetes tipo 1. Así lo demuestra un estudio multicéntrico publicado en Nutrients e impulsado por el grupo del CIBERDEM del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona.

El MedEatResearch, el Centro de Investigación Social sobre la Dieta Mediterránea de la Universidad Suor Orsola Benincasa de Nápoles, ha puesto en marcha el Museo Virtual de la Dieta Mediterránea, un proyecto que recopila y digitaliza recuerdos relacionados con la Dieta Mediterránea.