www.mercacei.com

Dieta Mediterránea

Investigadores de la Universidad de Saint Louis (Estados Unidos) han descubierto que la Dieta Mediterránea puede mejorar el rendimiento en el ejercicio de resistencia de los atletas en sólo cuatro días, según han detallado en un estudio publicado en el Journal of the American College of Nutrition.

Desde la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) han celebrado el primer puesto de España como país más saludable del mundo, según el índice Bloomberg Healthiest Country, y han subrayado que seguir un patrón de Dieta Mediterránea, con el consumo habitual de alimentos como el AOVE, es muy recomendable ya que, “además de proporcionarnos una dieta apetitosa y adaptada a nuestras costumbres, nos ayuda a mantenernos sanos y a prevenir el desarrollo de numerosas enfermedades crónicas típicas de nuestro tiempo, como la diabetes, la obesidad, enfermedades cardiovasculares o algunos tipos de cáncer, que acortan la esperanza de vida”.

Un estudio realizado por investigadores leridanos de la Universidad de Lleida (UdL), el Hospital Universitario Arnau de Vilanova de Lleida (HUAV) y el Instituto de Investigación Biomédica de Lleida (IRBLleida) proporciona evidencias sobre el efecto perjudicial de la baja adherencia a la Dieta Mediterránea y la poca práctica de actividad física en la función pulmonar en pacientes sin enfermedad pulmonar conocida.

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) trasladó el pasado 25 de enero al Gobierno de Francia los planes de España para la adopción del sistema de etiquetado frontal Nutriscore, lo que incluye una pequeña modificación del sistema francés para adaptarlo a la Dieta Mediterránea, específicamente a los productos que contienen aceite de oliva virgen y aceite de oliva virgen extra.

El Palacio de Ferias y Congresos de Jaén acogerá el próximo 31 de enero el cuarto de los Momentos Expoliva que abordará el aceite de oliva virgen extra como uno de los protagonistas principales de la Dieta Mediterránea y fuente de salud natural.

La Dieta Mediterránea lidera el ranking de las mejores dietas para 2019 que elabora la revista US News & Word Report, que este año ha evaluado y clasificado 41 patrones alimentarios a través de las aportaciones de un panel de expertos en materia de salud.

Para aquellos que ya han sufrido un ataque al corazón o un derrame cerebral, la combinación del uso de estatinas y la Dieta Mediterránea parece ser la opción más eficaz para reducir el riesgo de mortalidad, especialmente por causas cardiovasculares, según una investigación realizada por el Instituto Neurológico Mediterráneo (Neuromed), situado en Pozzilli (Italia) y publicado en la revista International Journal of Cardiology.

Las mujeres embarazadas que siguen una Dieta Mediterránea tienen menos riesgo de que sus hijos e hijas tengan una trayectoria de crecimiento acelerado -caracterizado por un peso elevado al nacer y un incremento rápido del mismo en la infancia-, hecho que podría determinar un mayor riesgo de obesidad en el futuro.

23/12/2015 - Un estudio elaborado por el Observatorio del Agua de la Fundación Botín señala que la Dieta Mediterránea es más sostenible y tiene una menor huella hídrica que la dieta americana. Este trabajo analiza el consumo y la contaminación de agua dulce ligado a cada producto e ingrediente de un menú de dos semanas representativo de la Dieta Mediterránea y lo compara con su equivalente americana.

La Dieta Mediterránea reduce el riesgo de padecer enfermedad cardiovascular en poblaciones que incluyen personas con diabetes, según concluye un estudio del Centro de Investigación Biomédica en Red de la Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición (CIBERobn) llevado a cabo en la Universidad Rovira i Virgili (URV) conjuntamente con la Universidad de Toronto y el Comisionado para el Estudio de la Diabetes y la Nutrición (DNSG) de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes (EASD).

Aceites de Oliva de España, marca de promoción de la Interprofesional del Aceite de oliva Español, participa estos días en la Conferencia Healthy Kitchens, Healthy Lives 2019 que se celebra en la sede de Napa Valley (California) de The Culinary Institute of America, en colaboración con la Harvard T.H. Chan School of Public Health.

La cultura en torno al olivar y el aceite de oliva virgen extra, el oleoturismo y la Dieta Mediterránea son un año más algunos de los atractivos de las regiones productoras del zumo de aceituna que se están dando cita en la Feria Internacional de Turismo, Fitur, que se celebra en Madrid del 23 al 27 de enero.

El grupo de investigación Nutrigenómica y Síndrome Metabólico del Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (Imibic) y del CIBERobn ha demostrado que el consumo de Vitamina E dentro de un modelo de dieta equilibrada y en cantidades suficientes, como es la ingesta diaria de tres o cuatro cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra y el consumo de pescado -principalmente los azules-, verduras, frutos secos, huevos y cereales integrales van a permitir retrasar el envejecimiento de nuestras células, alargando y mejorando la calidad de vida.

Caja Rural de Soria y sus fundaciones han editado para 2019 un Calendario de la Dieta Mediterránea en el que el aceite de oliva virgen extra es uno de sus actores principales y al que dedica la contraportada con el Decálogo de la Dieta y Cultura Mediterránea y el Templo de la Salud Integral; además del mes de mayo; y el mes de diciembre, en este último junto a los pimientos, ya que "el AOVE es imprescindible para una degustación de este producto", subraya a Mercacei el doctor Juan Manuel Ruiz Liso, director general de la Fundación Científica Caja Rural de Soria.

Un nuevo estudio realizado por investigadores de Brigham and Women's Hospital, Harvard Medical School y Harvard T.H. Chan School of Public Health ha constatado que llevar una Dieta Mediterránea rica en verduras y aceite de oliva -y baja en carnes y dulces- redujo un 25% el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares entre los participantes del estudio, conformado por 25.000 mujeres estadounidenses.

Investigadores de la Universidad Edith Cowan de Australia han constatado que las personas que se adhieren a una Dieta Mediterránea tienen tasas significativamente más lentas de acumulación de beta amiloide (Aβ) en su cerebro, lo que está relacionado con el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer.