www.mercacei.com
El restaurante del futuro: tendencias para sobrevivir a la crisis del COVID-19

El restaurante del futuro: tendencias para sobrevivir a la crisis del COVID-19

viernes 30 de abril de 2021, 13:00h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

El sector de la restauración está viviendo una transformación sin precedentes como consecuencia de las restricciones sanitarias por el COVID-19. Antes de la pandemia, existía un exceso de oferta gastronómica, ya que restaurantes de todo tipo habían proliferado desde el final de la crisis económica, si bien la llegada del coronavirus ha supuesto un cambio de paradigma en una industria sobresaturada, según ha destacado la escuela de gastronomía Barcelona Culinary Hub.

Desde este centro de formación han argumentado que el desequilibrio de la oferta consolidará la presencia de los restaurantes que hayan conseguido reinventarse y ha considerado que la sostenibilidad, la adaptabilidad, la digitalización, la gestión eficiente y la innovación y humanización son las tendencias del futuro post-COVID.

Así, ha asegurado que está tomando importancia la responsabilidad de cocineros, restaurantes y productores como agentes sociales activos. Después de una pandemia que afecta a la salud mundial, los chefs reivindicarán el producto de proximidad, la alimentación saludable y el cuidado del medio ambiente.

A su juicio, el restaurante del futuro es capaz de incorporar los nuevos hábitos de la población. La localización debe ser cercana a las zonas residenciales y el local debe permitir el delivery, que en 2020 aumentó en un 85%. Los restaurantes deben estar preparados para cenas más tempranas y comidas de negocios para llevar.

A su vez, cree que el concepto de negocio debe aprovechar la tecnología para optimizar sus procesos: las reservas, la carta digital, el delivery... pero también la relación con el cliente. La cercanía, la personalización y la credibilidad son esenciales en la presencia digital.

Además, el centro ha señalado que el modelo de restauración español se sostenía en temporadas de mucha venta, pero debe basarse en la rentabilidad; mientras que la restauración del futuro no olvida que apoyarse en el I+D es clave, al igual que la formación de las nuevas generaciones y el contacto de la comunidad gastronómica. "La cocina del futuro debe ser representativa, justa y alejada de la esclavitud de jornadas interminables", ha afirmado.