www.mercacei.com
ANEO anuncia cierres parciales de sus instalaciones para protestar contra la normativa energética del Gobierno

ANEO anuncia cierres parciales de sus instalaciones para protestar contra la normativa energética del Gobierno

lunes 10 de marzo de 2014, 16:20h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

06/03/2014   La Asociación Nacional de Empresas de Aceite de Orujo de Oliva (ANEO) anunció ayer cierres parciales de sus instalaciones para protestar contra los cambios legislativos de la política energética del Gobierno, que obligarán a una reconversión del sector orujero, provocando la pérdida de 1.500 puestos de trabajo directos y 7.500 indirectos. 

En una rueda de prensa celebrada en Jaén, el presidente de ANEO, José Luis Maestro, anunció el cierre de sus instalaciones y la adopción de medidas legales si su gabinete jurídico lo estima conveniente. “Somos conscientes de que la drástica medida del cierre generará un quebranto muy importante no sólo a los orujeros sino a toda la familia del olivar”, señaló. 

El primer cierre parcial ha tenido lugar hoy de 8.30 a 11 de la mañana y la medida se repetirá semanalmente hasta el fin de la campaña, culminando con un cierre patronal total. 

“El sector de las empresas orujeras con cogeneración está herido, no de muerte, pero sí gravemente herido”, señaló Maestro, al tiempo que precisó que “con los datos que manejamos, el Ministerio de Industria da en la línea de flotación al sector orujero español; nos mete en la UCI y, además, sin oxígeno”. 

Asimismo, el presidente de ANEO afirmó que la Asociación “no es una multinacional que hace un ERE ni tenemos batas blancas que hagan mareas; nosotros somos un grupo de empresarios, un eslabón básico y vital en la cadena productiva del olivar, que si el Boletín Oficial del Estado (BOE) no lo evita, nos desestructuraremos poco a poco”. 

Según la entidad, las dos actividades principales de sus empresas asociadas son el aceite de orujo de oliva y la biomasa (hueso de aceituna y orujillo), cuyos usos de esta última son la exportación, el calor para las industrias y la producción de energía eléctrica (KW verde). El orujillo es el combustible principal en las extractoras no cogeneradoras. ”Un circuito perfectamente cerrado y eficiente”, aseguró Maestro. 

En la actualidad, según sus datos, más del 50% del orujo de oliva de España se procesa en extractoras con cogeneración o generación a partir de biomasa del olivar. Por tanto, para el presidente de ANEO, los cambios en la legislación dañan directamente a su multidisciplinar modelo empresarial. 

En concreto, según detalló Maestro, el área de cogeneración se debilita como negocio empresarial eficiente porque dejar de tener las primas que hasta ahora venía recibiendo; mientras que la generación con biomasa del olivar -ya sea con cogeneración o sin ella- se queda "maltrecha", ya que una parte de los beneficios en la cuenta de resultados de las extractoras no cogeneradoras proviene de la venta del orujillo para la producción del KW verde. 

En su opinión, el Ministerio de Industria y Energía "no quiere saber nada de las políticas agrarias, industriales y medioambientales que se realizan en el resto de Departamentos del Gobierno; Industria sólo quiere eliminar el déficit tarifario aunque ello implique, paradójicamente, cargarse las políticas de otros Ministerios, incluidas las suyas, claro”, aseveró. 

Apoyo del sector 

Las asociaciones del sector del olivar también quisieron apoyar a ANEO en sus reivindicaciones. Así, Teresa Pérez, gerente de la Interprofesional del Aceite de Oliva Español, destacó que la labor del sector orujero es clave para el olivar pues es un eslabón de la cadena productiva imprescindible. “Pedimos al Ministerio de Industria que no mire para otro lado y que sea sensible a uno de los sectores más importantes de la agricultura”, señaló. 

Por su parte, el secretario general de Infaoliva, Enrique Delgado, resaltó que “el Ministerio de Industria va a conseguir que un producto que estaba revalorizado pase a cobrársele al agricultor”. “Es una locura y un gran problema si el Ministerio de Industria lleva esto a efecto. Este es un problema de todos y también del agricultor”, apuntó. 

A su vez, el director de Anierac, Primitivo Fernández, consideró que “la normativa del Ministerio de Industria supone una amenaza a la confianza con la que hicimos las inversiones en el sector orujero y pone en jaque todo el trabajo realizado hasta ahora”. 

Además, Paloma Sánchez, responsable del Departamento Técnico y de Medio Ambiente de FIAB, manifestó que la medida del Ministerio de Industria supondrá un impacto de más 400 millones de euros al sector de la alimentación y bebidas y conllevará el desmantelamiento de parte del parque de cogeneración del sector alimentario. 

El subdirector de Faeca, Jaime Martínez-Conradi, mostró su apoyo total a los orujeros, ya que “lo que hay es un error en el planteamiento de la Orden Ministerial”, mientras que Luis Carlos Valero, gerente de Asaja-Jaén, remarcó que el sector orujero "cumple una función social y económica imprescindible”.