www.mercacei.com
Una investigación estudia el uso de agua en el olivo en condiciones de frío

Una investigación estudia el uso de agua en el olivo en condiciones de frío

martes 03 de abril de 2018, 13:48h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

Los investigadores del CEIGRAM Ana Centeno y David Pérez han publicado un ensayo sobre las relaciones de agua en los olivos en condiciones de frío con el fin de estudiar las relaciones entre las condiciones climáticas y el estado hídrico de la planta, para dilucidar los diferentes roles desempeñados por la temperatura del suelo y del aire.

La hipótesis de partida barajada por los investigadores es que la baja temperatura del suelo produce una alta resistencia al movimiento del agua, mientras que el viento y la humedad relativa controlan el proceso de desecación en la hoja, por lo que las grandes variaciones en el estado hídrico de la planta son solo a nivel foliar y pueden cambiar rápidamente.

Para el ensayo, publicado en la revista Scientia Horticulturae, los cultivos de olivo fueron divididos al azar en dos: aquellos en suelos calentados y aquellos otros en suelos no calentados. El estado hídrico de la planta fue medido semanalmente. En los olivos calentados, la temperatura del suelo se mantuvo por encima de los 15º C, mientras que en el caso de las plantaciones en suelos no calentados, la temperatura se mantuvo en las condiciones de campo.

El efecto de la temperatura del aire se determinó mediante el análisis del estado hídrico de la planta en plantas calentadas, mientras que el efecto de la temperatura del suelo se estudió a través de las diferencias del estado hídrico de la planta entre los tratamientos del suelo calentados y no calentados.

El análisis del estado del agua de los olivos se ajustó al modelo de déficit de presión de vapor, de acuerdo con trabajos previos realizados en condiciones cálidas. Las diferencias en el estado del agua de las plantas mostraron grandes variaciones en cortos períodos de tiempo, algo inusual con temperaturas cálidas.

Los resultados del ensayo mostraron dos umbrales de temperatura en el suelo. Las temperaturas por encima de los 10º C no produjeron efectos en el estado hídrico de la planta, mientras que las temperaturas comprendidas entre los 10º C y los 6,5º C mostraron una relación lineal entre el estado hídrico y la temperatura del suelo. Por debajo de estas temperaturas, el viento y la humedad relativa determinaron el estado hídrico de la planta.