www.mercacei.com
Cae la comercialización del aceite de oliva

Cae la comercialización del aceite de oliva

martes 03 de abril de 2018, 13:37h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

Los datos del último boletín de mercado de aceite de oliva muestran un nivel de recursos del mercado ligeramente por debajo de la campaña pasada y la media de las cuatro anteriores. La comercialización total de aceite de oliva es de 531.900 toneladas y 106.380 t./mes, inferior en un 12% a la media y en un 15% a la campaña pasada.

Las cifras aportadas por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, sin embargo, indican una reducción de la caída del consumo interior (media mensual de 40.100 toneladas), tanto en el mes de febrero como en el acumulado de campaña.

La producción de aceite de oliva, con datos a 28 de febrero, ha ascendido a 1.206.000 toneladas. Esta cifra representa un descenso del 3% con respecto a la campaña pasada y con respecto a la media de las cuatro últimas campañas. La aceituna molturada ha sido de 5.835.024 toneladas, con un rendimiento medio del 20,66%, un punto por encima del de la campaña pasada en las mismas fechas.

Las exportaciones, con datos todavía provisionales para el mes de febrero, se estiman en 331.400 toneladas, con un descenso del 18% respecto a la campaña anterior y del 12% en relación a la media de las cuatro últimas campañas. La media mensual de salidas en este periodo ha sido de 66.280 toneladas.

El mercado interior aparente ha alcanzado la cifra de 200.500 toneladas, cantidad que desciende en un 8% respecto a la de la campaña pasada y en un 12% con respecto a la media de las cuatro campañas precedentes.

La comercialización total ha llegado hasta las 531.900 toneladas, lo que supone un descenso del 15% con respecto a la campaña anterior y de un 12% con respecto a la media de las cuatro últimas. La media mensual de salidas en este periodo ha sido de 106.380 toneladas.

Aceituna de mesa

En el caso de la aceituna de mesa, la comercialización total ha sido de 239.730 toneladas, ligeramente superior respecto a la campaña pasada debido al aumento de las exportaciones en un 1,1% y un volumen de 162.970 toneladas.

La facturación de las exportaciones si situó en torno a los 250 millones de euros, cifra que se sitúa por encima de la media de las cuatro campañas anteriores y ligeramente por debajo de la pasada campaña, en la que se produjo una importante revalorización.

Se incrementan los volúmenes exportados a Portugal, Italia, Brasil y Canadá, y se mantienen a un nivel similar en Estados Unidos. En todos los países se ha producido una significativa revalorización de los valores unitarios, a excepción de Portugal y Estados Unidos, los dos principales países de exportación, y Rusia, cuarto lugar de destino de las aceitunas.

La campaña 2017/18 de aceituna de mesa comenzó con unas existencias a 1 de septiembre de 364.490 toneladas, un 7% superior a las de la campaña anterior. La producción de esta campaña ha sido de 562.080 toneladas lo que supone un descenso del 6% respecto a la campaña pasada.

El balance de Interoleo

Grupo Interóleo ha analizado el mercado mundial del aceite de una forma global, para concluir que no existen razones justificadas para que descienda el precio por debajo de los 3 euros.

La entidad concluye que el abastecimiento al mercado está garantizado, porque se consume todo lo que se produce, pretendiendo lanzar así un mensaje confianza al sector olivarero.

"Es importante tener una visión global para darse cuenta de que se consume toda la producción de aceite. Según el COI, habrá en el mercado entorno a los 3 millones de toneladas de aceite frente a los 2,9 millones que se consumirán. Eso significa que el consumo está garantizado. Por ese motivo, fundamentalmente, entendemos que no hay razones justificadas para que descienda el precio del aceite por debajo de los 3 euros", explica el gerente de Grupo Interóleo, Esteban Momblán.

En el plano nacional, el organismo considera que la situación del mercado es exactamente la misma que hace unos meses y que, a pesar de las precipitaciones registradas, muy beneficiosas de cara a la próxima campaña, el olivar sigue manteniendo estrés hídrico al venir de tres años consecutivos de sequía.