www.mercacei.com
La tecnología al servicio del olivar para optimizar rendimientos y predecir la producción

La tecnología al servicio del olivar para optimizar rendimientos y predecir la producción

lunes 18 de junio de 2018, 13:43h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

Un proyecto en el que participa el Centro Tecnológico Agroalimentario de Extremadura (Ctaex) trabaja en el desarrollo de una plataforma para la gestión de parcelas de olivar, basada en la monitorización mediante tecnología hiperespectral y otro tipo de TICs como la sensorización en el campo, Bigdata o Bussiness Intelligence.

Bajo el nombre de Sacrops, este proyecto Innterconecta de la convocatoria 2015 podría suponer un salto cualitativo y también cuantitativo en el sector del olivar. Un ejemplo de innovación y desarrollo y de cómo la agricultura de precisión no es sólo una realidad, sino que se pone a la cabeza de otros sectores con iniciativas como esta.

El proyecto tiene como objetivos fundamentales la detección de plagas y enfermedades en fase precoz; la monitorización del estado de maduración del fruto, de manera que permita determinar el momento óptimo de recolección; y la predicción del potencial productivo de la parcela desde etapas tempranas del cultivo.

Entre los resultados del proyecto se obtendrá una aplicación a nivel de usuario formada por numerosos paneles de mando entre los que se distribuye la información y que ayudará a los técnicos de las explotaciones en la mejor gestión de sus parcelas con información obtenida de sensores en campo, observaciones de técnicos y la aplicación de la imagen hiperespectral. Todo ello facilitará la información necesaria acerca de plagas, estado de maduración del fruto y nivel productivo.

La iniciativa está siendo desarrollada por un consorcio formado por varias empresas entre las que se encuentra el grupo Soltel, líder del mismo y encargado de toda la infraestructura y diseño del software y tecnologías de las comunicaciones; Ambling Ingeniería y Servicios, expertos en tecnología hiperespectral; y dos cooperativas extremeñas como validadoras y participantes en ensayos de campo, como son las cooperativas Virgen de la Estrella, de los Santos de Maimona y San Agustín, de Obando. Además de estas entidades, en Sacrops participan también la Universidad de Sevilla y el Centro Tecnológico Nacional Agroalimentario de Extremadura (Ctaex).

En la actualidad, los profesionales que participan en el proyecto se encuentran aún terminando el desarrollo del mismo, aunque se muestran bastantes satisfechos con los resultados que se van obteniendo. Consideran que se trata de una solución “bastante cercana a necesidades reales”.