www.mercacei.com
El COI eleva su previsión sobre la producción mundial de aceite de oliva hasta 3.131.000 t.

El COI eleva su previsión sobre la producción mundial de aceite de oliva hasta 3.131.000 t.

miércoles 28 de noviembre de 2018, 11:36h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

El Consejo Oleícola Internacional (COI) prevé que la producción mundial de aceite de oliva alcance 3.131.000 toneladas en la campaña 2018/19 frente a 3.064.000 t. estimados el pasado mes de octubre, lo que supone un 5,5% menos que en la temporada anterior.

Según las cifras de este organismo, a mes de noviembre, publicadas en su página web, de la producción total de aceite de oliva, 2.219.000 t. corresponderán a la UE, un 1,5% más respecto a la campaña 2017/18. Para España prevé 1.598.900 toneladas, un 26,8% más respecto a la campaña pasada.

En el caso de Italia estima 265.000 toneladas (-38,2%), seguida de Grecia (225.000 t., -34,9%), Portugal (115.000 t., -14,6%), Chipre (6.00 t., similar a la campaña anterior); Francia (5.900 t., similar a la temporada precedente); Croacia (3.000 t., -23%); y Eslovenia (400 t., cifra similar a 2017/18).

Por detrás de los países comunitarios, se sitúan Marruecos (200.000 t., +42,8%), Turquía (183.000 t., -30,4%), Túnez (120.000 t., -57,1%) y Argelia (76.500 t., -7,2%).

Exportaciones e importaciones

Según los datos que baraja el COI, el consumo mundial será de 2.950.500 toneladas, lo que supone un descenso del 1,9% respecto a la campaña anterior. La UE continuará a la cabeza en consumo, con un total de 1.529.000 toneladas (-3,4%), seguida de lejos por Estados Unidos, con 315.500 t. (+0,15%); y Marruecos, con 140.000 t. (+16,6%).

Respecto a las exportaciones globales, este organismo estima un total de 844.500 toneladas de aceite de oliva, lo que supondría un descenso del 10,6% respecto a la temporada anterior, que registró 945.500 t.. La UE también lidera las ventas al exterior de este producto, con 573.000 toneladas (+1,6%), seguida por Túnez, con 130.000 t. (-35%).

En cuanto a las importaciones globales, se situarán en 874.500 toneladas, lo que supone una caída del 6,5% respecto a la campaña anterior. Estados Unidos continuará como principal comprador de aceite de oliva, con 310.000 t. (-0,16%).