www.mercacei.com
Profesionales oleícolas debaten sobre el futuro del sector con vistas a 2030

Profesionales oleícolas debaten sobre el futuro del sector con vistas a 2030

miércoles 06 de marzo de 2019, 11:20h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

El Salón Mudéjar del Rectorado de la Universidad de Córdoba (UCO) acogió el pasado 4 de marzo la presentación del libro "El fin del sector oleícola (tal y como lo conocemos)", organizada por GEA Olive Oil y la Asociación Española de Municipios del Olivo (AEMO). Esta innovadora obra editada por GEA reúne 13 artículos de varios especialistas que predicen cómo será el sector oleícola en el plazo de diez años.

El acto fue inaugurado por Ana María Romero, presidenta de AEMO; Enrique Quesada, vicerrector de Investigación de la UCO; y Ricardo Domínguez García-Baquero, director de la Fundación Patrimonio Comunal Olivarero.

Durante su intervención, Romero dejó claro que el futuro del sector oleícola pasa por una apuesta decidida por la calidad y dio las gracias a los olivareros por aumentar su esfuerzo por producir cada vez más virgen extra y venderlo por todo el mundo; mientras que Enrique Quesada consideró que es importante que "el sector esté unido y que todas las decisiones que se tomen se basen en el conocimiento, como el que generamos en las universidades”.

A continuación, Rafael Cárdenas, responsable del Centro de Excelencia para Aceite de Oliva de GEA, coordinador y coautor del libro, señaló que este libro es “una invitación a la reflexión sobre cómo queremos ver el futuro del sector en los próximos años y a abrir un debate sobre qué actuaciones deben realizarse para afrontar este futuro con garantías". "Para 2030, el sector oleícola va a ser muy distinto a lo que es hoy en día: mucho más profesional, moderno y competitivo, con una gran influencia de la tecnología”, señaló.

Por su parte, José María Penco, director de AEMO y coautor del libro, explicó que el sector oleícola vive un momento crucial de cambio, por lo que esta publicación proyecta hacia dónde pueden ir esos cambios en los próximos diez años. “Por la cuenta que nos trae, en 2030 el sector debe ser muy diferente a lo que es ahora. El principal cambio que espero que se produzca es el aumento del consumo internacional de aceite de oliva. España tiene producciones crecientes y es importante que crezca la demanda para conseguir vender todo el aceite de oliva a un precio digno, que es el gran objetivo que tenemos todos”, afirmó.

Finalmente, tuvo lugar una intensa mesa de debate bajo el título “La encrucijada del sector oleícola”, en la que participaron Belén Luque, presidenta de la Asociación Cordobesa de Almazaras Industriales (Acora); José Cano, consejero delegado de Canoliva; Ricardo Domínguez García-Baquero, José María Penco y Rafael Cárdenas. El debate se centró en las perspectivas de futuro del sector de cara al año 2030 y en la actual crisis de precios en origen del aceite de oliva. Los expertos abordaron temas como la influencia de los aforos en el dinero que perciben los agricultores o la necesidad de promocionar los aspectos saludables y gastronómicos para conseguir que el diferencial de precio entre los aceites vírgenes y los lampantes sea más elevado.