www.mercacei.com
Brasil realizará en 2020 inspecciones más rigurosas en los controles relativos a la calidad del aceite de oliva

Brasil realizará en 2020 inspecciones más rigurosas en los controles relativos a la calidad del aceite de oliva

viernes 25 de octubre de 2019, 12:05h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

Brasil levará a cabo en 2020 inspecciones más rigurosas en los controles relativos a la calidad del aceite de oliva comercializado en el país, para lo que el Ministerio de Agricultura brasileño estudia el uso de dispositivos portátiles que hacen que el análisis preliminar sea bastante preciso en el momento de la supervisión, sin la necesidad de esperar los resultados del laboratorio que, por lo general, tardan más de 30 días entre la recopilación y la recepción del informe, según recoge el boletín de noticias del exterior del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA).

"El uso de estos equipos debe hacer que la vigilancia sea más ágil y eficiente, cumpliendo el objetivo principal de nuestra actividad, que es garantizar el suministro de productos seguros y conformes con la sociedad", ha indicado el coordinador general de Calidad Vegetal del Departamento de Inspección de Productos de Origen Vegetal (DIPOV), Hugo Caruso.

Recientemente, el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento de Brasil ha suspendido la comercialización de 33 marcas de aceite de oliva brasileñas por considerar que han sido adulteradas. La inspección identificó 59 lotes con irregularidades. La mayoría de los fraudes se hicieron con la mezcla de aceite de soja y aceites de origen desconocido.

Las inspecciones que detectaron estas marcas irregulares son el resultado de la Operación Isis, iniciada en el año 2016. Sin embargo, estas marcas se refieren a muestreos realizados en los años 2017 y 2018.

Según detalla el boletín del MAPA, el proceso es lento porque implica exámenes de laboratorio, notificación de los exámenes, períodos de presentación de defensa (pueden presentar dos recursos) y juicios de estos recursos en dos casos administrativos.

Caruso ha explicado si hay alguna evidencia de fraude durante la inspección en los establecimientos de distribución, el Ministerio brasileño determina la suspensión de la comercialización al por menor en el momento hasta que se lleven a cabo los exámenes de laboratorio. Si se confirma la irregularidad, los agentes económicos brasileños pueden ser denunciados por comercializar productos irregulares.