www.mercacei.com
AOVETENDENCIAS Oriente Medio: una oportunidad para el oro líquido español en mitad del desierto

AOVETENDENCIAS Oriente Medio: una oportunidad para el oro líquido español en mitad del desierto

miércoles 28 de octubre de 2020, 10:00h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

Los cambios arancelarios y la política comercial aplicada por la Administración estadounidense han hecho más necesaria que nunca la diversificación de mercados. En este nuevo artículo de AOVETENDENCIAS analizamos cómo es la presencia del aceite de oliva en los países de Oriente Medio, destinos cada vez más atractivos para el AOVE español.

En la actualidad, la globalización y las crecientes tensiones proteccionistas de los países occidentales, en un escenario altamente competitivo y turbulento a nivel global, hacen que miremos hacía otros destinos atractivos y amigables para introducir los aceites de oliva de España.

Dicho escenario, nos hace mirar hacia Oriente como una nueva puerta y vía de crecimiento de nuestros productos. Se trata de países que hace unos años suponían las principales economías atrasadas y cerradas del globo terráqueo plantean un plan de apertura internacional, que les posicionará en los primeros puestos de referencias importadoras. Hablamos de los países del Golfo: Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Omán, Irán y Baréin.

El interés que desata la cultura española, la gastronomía saludable y la Dieta Mediterránea hacen de los aceites de oliva una pasión entre sus habitantes

Estos países, cuyas condiciones agronómicas son difíciles y extremas, han sabido crear y posicionar una imagen de países abiertos al exterior, con las miras puestas en cumplir el objetivo para el año 2030 de reducir una alta dependencia al petróleo y convertir su potencial importador y su imagen de país diverso y centrado en el sector servicios. En concreto, pretenden aumentar su circuito económico y generar nuevas economías, especialmente para la agroindustria, creando vínculos con empresas como las relacionadas con los aceites de oliva, que permitan abastecer a sus cerca de 56 millones de personas. Con un PIB per cápita superior a los 25.000 euros y con una deuda que apenas roza el 25%, tienen todos los ingredientes para convertirse en el desierto del oro verde español.

A estas circunstancias, el interés que desata la cultura española, la gastronomía saludable “slowfood concept” y la ancestral Dieta Mediterránea, similar a la practicada por nuestra cultura occidental, hacen de los aceites de oliva una pasión entre sus habitantes. Hay que recordar que la explotación de olivar moderno más grande del mundo, Al Jouf, se sitúa en Arabia Saudí y la expansión en la plantación de olivar moderno no cesa, tal y como lo hace el interés de sus habitantes por España y sus productos.

Una de las grandes curiosidades de países como Arabía Saudita es el regalo de botellas de aceite de oliva para celebraciones como el Día de los Enamorados, en las que bloggers y amantes del Snapchat, una de las redes más extendidas en este país, alardean de la calidad de los aceites de oliva y las marcan tienen un canal fácil de expansión.

En países como Arabía Saudita se regala aceite de oliva para celebraciones como el Día de los Enamorados

En los últimos tres años puede constatarse un crecimiento exponencial de pequeños formatos de aceites de oliva, desde 12 ml. hasta 500 ml., puesto que el consumo de estos productos es común y cada vez más al alcance de muchos. Incluso comienzan a nacer las boutiques del aceite de oliva o de productos españoles. Los grandes ejemplos que podemos encontrar se encuentran en Arabia Saudí y en el conocido paraje comercial Global Village, en Dubai, en el que existe un pabellón destinado a los productos españoles, entre ellos el aceite de oliva.

A nivel gastronómico, Mariano Andrés, hermano del conocido chef español en USA, José Andrés, regenta uno de los restaurantes españoles de moda en Dubai, Seville's, del que podemos considerar que es un escenario ideal para hacer gala de los aceites de oliva en este terreno.

De esta forma, se trata de países que importan hasta el 80% de sus productos, con un gran atractivo hacia la internacionalización y con claros planes relacionados con el comercio internacional, así como con mejorar la imagen de sus instituciones a nivel mundial. Además, cuentan con una economía fuerte aunque con alta dependencia al petróleo, buscan otras alternativas, y en ellas, los aceites de oliva suponen una fuerte apuesta para conquistar estos mercados.

aovetendencias

JUAN ANTONIO PARRILLA

Doctor en Ciencias Económicas y Empresariales