www.mercacei.com
Big Good: la hamburguesa de McDonald's con aceite de oliva andaluz

Big Good: la hamburguesa de McDonald's con aceite de oliva andaluz

viernes 20 de noviembre de 2020, 11:16h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

McDonald's ha presentado recientemente Big Good, una hamburguesa pensada para apoyar al sector primario frente a la crisis provocada por el COVID-19. Para este lanzamiento, la compañía ha contado con el apoyo y participación de algunos de sus proveedores habituales y ha incorporado otros nuevos, como es el caso de la empresa cordobesa ArteOliva.

McDonald’s ha destacado que el apoyo a la comunidad y a la economía local forman parte de su ADN. Así lo demuestra su cadena de suministro, en la que más de un 70% del volumen de compra procede de proveedores españoles o con sede en nuestro país.

De este compromiso local surge el proyecto Big Good, en el que ganaderos y agricultores de varias zonas de España, afectados por la crisis del COVID-19, se han unido a la cadena de suministro habitual de la compañía, formando un equipo de más de 2.000 productores. “Big Good nace para apoyar a estos productores, ayudando a reactivar su demanda y contribuyendo, de este modo, a su recuperación económica”, ha resaltado la compañía.

Para diseñar la receta de esta hamburguesa, McDonald’s ha seleccionado algunos de los ingredientes que más vieron caer su demanda en los primeros meses de la crisis. Además, la compañía ha querido amplificar al máximo posible el alcance de esta ayuda. De ahí que la procedencia de estos ingredientes sea muy diversa y abarque distintos puntos de la geografía española, incluyendo Extremadura, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Galicia, Madrid, Cataluña, Navarra, Andalucía y Murcia.

En este sentido, para el lanzamiento de Big Good, ha contado con el apoyo y participación de algunos de sus proveedores habituales, como son OSI Food Solutions, Florette, Aryzta Bakeries Iberia o Entrepinares, y ha incorporado otros nuevos, como es el caso de la cordobesa Arteoliva. A su vez, estos han aportado su experiencia en la selección de ingredientes de la máxima calidad y, en algunos casos, han incorporado a nuevos productores a su cadena de suministro, para maximizar el alcance de esta ayuda.

En concreto, la receta de Big Good se completa con una salsa mediterránea, que toma como base aceite de oliva de Andalucía y añade tomate procedente de las Vegas del Guadiana (Extremadura). La elaboración de la salsa corre a cargo de la empresa española ArteOliva, con sede en el municipio cordobés de Palma del Río. La crisis sanitaria ha supuesto un desafío para la recolección de la aceituna, por la ralentización de los procesos y el consecuente incremento de costes. Asimismo, también se ha visto afectada la demanda de hortalizas, de la que viven muchos agricultores. Y fueron estas dos premisas las que dieron lugar a la selección de ingredientes para la salsa de Big Good.

El proyecto cautivó de inmediato al equipo humano de ArteOliva por su claridad, por su apuesta decidida por la calidad en tiempos difíciles y por la altura y la bondad de sus objetivos. “Nos pusimos en marcha, con la elaboración de diversas variaciones de ingredientes de la salsa que los técnicos de McDonald’s se encargaban de valorar. Hubo muchas pruebas y valoraciones de los prototipos hasta que por fin un día dimos en la diana y McDonald’s dio el visto bueno definitivo”, han explicado desde ArteOliva, que atesora un largo historial de especialización en productos a la medida y las necesidades específicas de sus clientes.

El proceso de elaboración ha sido laborioso pero apasionante para ArteOliva y la selección de los ingredientes de la "salsa mediterránea" -elaborada con aceite de oliva, tomates frescos, ajos o huevos, entre otros- también ha sido una tarea compleja “porque, con la petición que recibimos de McDonald’s, consistente en ayudar a los productores españoles que más estaban sufriendo los efectos nocivos de la pandemia, debíamos seleccionar no sólo a los productores de ingredientes de calidad contrastada sino, además, con una diversificación geográfica entre las distintas regiones de España. Así lo hicimos y hoy día nos sentimos muy orgullosos de habernos identificado con las premisas de trabajo que McDonald’s nos facilitó para colaborar en el proyecto Big Good”, han explicado desde la firma cordobesa.

A su juicio, el sector ha sufrido bastante en estos últimos años por las importaciones de otros países y las restricciones al libre comercio por parte de ciertos mercados, tradicionales receptores de la aceituna española, por lo que “es de agradecer que una empresa como McDonald’s no sólo demuestre su liderazgo comercial en su sector de la restauración, sino que también lo haga implicándose a fondo con los agricultores y ganaderos españoles”.

La compañía ha dado voz a las historias individuales de los productores, ganaderos y agricultores que se encuentran detrás de cada ingrediente de Big Good, en un documental de 30 minutos, dirigido por Nacho Clemente y producido por la agencia creativa TBWA\España. La pieza audiovisual se puede ver en el canal de YouTube de la marca y en la página web del proyecto, BigGood.es, entre otras plataformas.