www.mercacei.com
Aprobado el Real Decreto que permitirá la autorregulación del sector del aceite de oliva

Aprobado el Real Decreto que permitirá la autorregulación del sector del aceite de oliva

miércoles 10 de febrero de 2021, 10:46h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

El Consejo de Ministros aprobó ayer el Real Decreto que desarrolla la aplicación del artículo 167 bis de la Organización Común de los Mercados Agrarios (OCMA) de la Unión Europea para fijar los requisitos y el contenido de una norma de comercialización para el sector del aceite de oliva.

El desarrollo de esta medida ha sido posible tras la aprobación del reglamento transitorio que incluye la extensión del mecanismo previsto en el sector del vino al del aceite de oliva, como había sido solicitado por España en el transcurso de las negociaciones de este reglamento y de la futura Política Agraria Común (PAC).

La norma nacional, demandada por los representantes del sector, posibilita la autorregulación en un cultivo cuya producción se encuentra caracterizada por el fenómeno de la vecería, con campañas de producciones muy altas alternadas con otras de rendimientos bajos. Esta es una de las causas de la gran volatilidad de los precios, que tiene a su vez una clara incidencia en la viabilidad económica de muchas de las explotaciones oleícolas, en particular las más tradicionales, según destacó el Ministerio.

Este Real Decreto permitirá que el MAPA, ante situaciones de claro riesgo de desequilibrio de mercado, pueda -previa consulta a las Comunidades Autónomas y a los representantes del sector- determinar a través de una Orden una retirada temporal de producto de manera obligatoria para todos los operadores del sector, hasta la campaña siguiente, e incluso determinar su destino a uso no alimentario.

De esta forma se pretende favorecer la recuperación de los precios percibidos por los agricultores en situaciones de crisis como las que se han padecido en las dos campañas anteriores.

La norma, que forma parte de las 10 medidas de la hoja de ruta para el sector oleícola presentada por el ministro Luis Planas el pasado mes de junio, permitirá, a su juicio, mejorar y estabilizar un mercado fundamental en la producción agroalimentaria española.

Cabe recordar que el decálogo se articula en torno a tres ejes principales: favorecer el ajuste de la oferta y la demanda (en la que se enmarca el Real Decreto aprobado); mejorar la trazabilidad, la información al consumidor y la segmentación del mercado; y aprovechar los mecanismos de la nueva política agraria de la Unión Europea.

Planas informó con detalle al Consejo de Ministros sobre el plan del Ministerio y esta batería de medidas que se complementan y crean sinergias con otras iniciativas del Gobierno, como la modificación de la Ley de la Cadena Alimentaria, que se lleva a cabo en dos fases, la última de las cuales se tramita ahora en el Congreso de los Diputados.

Valoraciones

Desde Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos han mostrado su disconformidad respecto a la norma de regulación tal y como se ha aprobado por el Consejo de Ministros y han considerado que los instrumentos que contempla no servirán para revertir la crisis de precios que vive el sector.

La organización cree que imponer la retirada o el uso no alimentario de aceite sin contraprestación ninguna a los productores, "no es garantía de mejora del mercado y, tal y como se plantea, perjudica sobre todo al olivar tradicional, extensivo y de menor rendimiento".

A falta de conocer los últimos detalles del texto finalmente aprobado por el Consejo de Ministros, la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) ha considerado necesario que “de manera inmediata” el MAPA trabaje “mano a mano” con el sector para su puesta en marcha. “Ahora es el Ministerio de Agricultura el que tiene la potestad de legislar en este sentido, y permitir al sector regular la cantidad total de aceite de oliva que se pone en el mercado y aquella que se retira del mismo”, ha señalado.

"Todo parece indicar, sin embargo, que el Ministerio de Agricultura ha optado finalmente por la solución de regular la cantidad que se retira, eliminándose del texto definitivo la posibilidad de limitar los rendimientos de producción en aquellas campañas que se considerase necesario. UPA se posiciona a favor de mantener esa posibilidad, como un elemento de defensa del olivar tradicional, frente al intensivo y superintensivo", ha indicado esta organización.

Por su parte, el responsable de Olivar de COAG-Andalucía, Juan Luis Ávila, ha insistido en que se trata de algo positivo, ya que “la autorregulación es una medida que el sector ha venido peleando históricamente” y “una de las demandas más importantes que llevábamos en las manifestaciones del año pasado”.

La única reserva expresada por la organización agraria “y que es importante” es que no conocen en su totalidad las cifras que rodean el Real Decreto y los borradores que se enviaron, inicialmente, al sector “no daban unas cifras adecuadas a las necesidades del sector”. En definitiva, se trata, a su juicio, "de una buena noticia que responde a las demandas aunque habrá que esperar a la publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) para saber si realmente garantiza las necesidades de un sector cuya producción se encuentra caracterizada por la gran volatilidad de los precios y la incidencia de estos en la viabilidad de las explotaciones".