www.mercacei.com
La primera feria virtual del sector no cumple las expectativas

La primera feria virtual del sector no cumple las expectativas

miércoles 07 de abril de 2021, 14:20h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

Los pasados 17 y 18 de marzo se celebró FOLIVE, la primera feria virtual dedicada a la industria del aceite de oliva. Según sus organizadores, Alfa Laval y TetraPack, la cita -"que ha traspasado fronteras"- superó todas las expectativas, obteniendo "grandes resultados". Si atendemos a las opiniones de muchas de las empresas participantes recabadas por Mercacei, la realidad es muy diferente. Esto nos dijeron…

En la nota de prensa enviada a los medios de comunicación, la organización de FOLIVE afirma que el evento obtuvo cerca de 2.000 usuarios registrados de 35 países, además de 1.200 visitantes procedentes de la mayor parte de los países mediterráneos y Latinoamérica y más de 6.000 visitas a los estands virtuales durante los dos días de la feria. Las conferencias y mesas redondas, por su parte, gozaron “de gran aceptación, acercándose en algunos casos a las 400 visualizaciones”, según los organizadores.

Con Mercacei se han puesto en contacto muchos de los 25 expositores que participaron en el evento, y las conclusiones revelan una realidad muy diferente. “Han montado una feria para ellos”, es la contundente aseveración del máximo responsable de una de las empresas participantes. Casi todas ellas acudieron a FOLIVE por ser colaboradoras y proveedoras de Alfa Laval Iberia, la empresa organizadora, esto es, por compromisos comerciales. De hecho, “una feria sin las grandes empresas del sector no puede ser considerada como tal”, sostiene otro de los expositores. En efecto, si algo destacó en FOLIVE es la ausencia -o exclusión- de las grandes firmas proveedoras del sector. Ninguna estuvo presente en FOLIVE, y en muchos casos ni siquiera fueron invitadas a participar en el evento.

Una feria vacía

“Una feria vacía”. Así califican a FOLIVE muchos de los expositores de la primera edición. Las opiniones de los expositores son casi unánimes. Comenzando por la escasa participación y casi nula interacción entre los visitantes y los estands virtuales de las empresas; de hecho, la mayoría de las visitas se producían entre los propios estands y por parte de la empresa organizadora, Alfa Laval Iberia, según las declaraciones realizadas a Mercacei. Otro de los aspectos negativos que subrayan las empresas se refiere a la falta de privacidad y de anonimato de las conversaciones registradas en los chats de cada uno de los expositores. Muchos de ellos pensaban que se trataba de un chat privado, cuando en realidad era público. Es decir, las conversaciones estaban a la vista de todos, hasta que se sugería continuar en privado. Una circunstancia que las empresas participantes achacan a la “deficiente información trasladada a los visitantes y a los expositores”, al tiempo que coinciden a la hora de resaltar el “erróneo planteamiento” de la feria. Otras opiniones lamentan la escasa repercusión mediática y sobre todo comercial del evento, sin apenas interacción con los visitantes, a menudo reducidos a simples curiosos sin interés real por los productos, servicios y soluciones de los diferentes expositores.