www.mercacei.com
Llamamientos a la calma tras el primer caso de Xylella fastidiosa en Andalucía

Llamamientos a la calma tras el primer caso de Xylella fastidiosa en Andalucía

miércoles 18 de abril de 2018, 12:36h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

La Consejería andaluza de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural notificó ayer al Ministerio de Agricultura la detección de la bacteria Xylella fastidiosa en una planta ornamental de un vivero en Almería. El primer positivo en la región, confirmado por el Laboratorio Nacional de Referencia de bacterias, ha desatado una oleada de reacciones por parte de las organizaciones rurales que piden cautela y más controles.

El positivo ha sido encontrado en el marco de los trabajos de prospección y vigilancia establecidos por la Consejería andaluza dentro de los Planes Nacional y Andaluz de Contingencia frente a la bacteria, que se viene ejecutando desde 2015.

En rueda de prensa, el propio consejero de Agricultura, Rodrigo Sánchez Haro, confirmó que la detección se ha producido en un invernadero dedicado a la producción de planta ornamental de la especie Polygala myrtifolia, situado en el municipio de El Ejido (Almería).

El personal técnico de la Consejería de Agricultura ha tomado en estas instalaciones más de 400 muestras de material vegetal sensible a Xylella, en las cuales se han detectado tres plantas positivas de un total de más de 30.000 que se encontraban en las mismas. Por ello, Sánchez Haro incidió en que se trata de un caso aislado y ha hecho un llamamiento a la calma, ya que el hecho de que se haya localizado en el entorno cerrado de un vivero “reduce de manera muy considerable las posibilidades de expansión de la bacteria”.

Asimismo, ha explicado que desde el momento de la sospecha de presencia de Xylella fastidiosa se tomaron medidas preventivas, en particular, la inmovilización de todo el material vegetal situado en el vivero, así como el muestreo intensivo en el mismo y los alrededores. Todos estos trabajos y los resultados de los análisis efectuados han sido negativos a la presencia de la bacteria.

De hecho, se está trabajando conjuntamente con el Ministerio de Agricultura en la preparación de una justificación técnica sólida que permita acogerse al punto 6 del artículo 4 de la Decisión comunitaria, que contempla la posibilidad de que ante una detección de Xylella fastidiosa no se proceda inmediatamente al establecimiento de una Zona Demarcada. Esto permitiría no tener que eliminar todos los vegetales que puedan hospedar a la bacteria en un radio de 100 metros, procediéndose a cambio a una vigilancia intensiva de la zona con controles y análisis en el radio de un kilómetro.

En paralelo, se va a proceder a adoptar una serie de medidas fitosanitarias obligatorias encaminadas a la erradicación de la bacteria y que incluyen la eliminación y destrucción de todas la plantas de vegetales que se encuentran en el invernadero implicado. Para ello, se va a proceder a la valoración de dicho material y a la tramitación de la correspondiente indemnización que compense las pérdidas a las que el productor va a tener que hacer frente, medida para la que la Consejería cuenta con un presupuesto específico.

Mesa de Sanidad Vegetal

La Consejería ha convocado para este jueves, 19 de abril, una reunión de la Mesa de Sanidad Vegetal para informar a las organizaciones agrarias, cooperativas y demás asociaciones con presencia en la misma. Igualmente, ese mismo día se celebrará una reunión del Grupo Científico Asesor sobre Xylella, “para que todos los pasos que se den estén basados en el rigor y en el conocimiento científico”, ha declarado Sánchez Haro.

Entre tanto, las reacciones a esta noticia no se han hecho esperar. Desde UPA Andalucía, han querido trasladar un mensaje de cautela “ya que desde la Administración aseguran que no es un foco, sino un caso aislado que está totalmente bajo control”. Sin embargo, al mismo tiempo, el organismo ha pedido a los agricultores para que “extremen las precauciones, evitando las malas prácticas en el movimiento de material vegetal y asegurándose siempre que vayan acompañadas de su correspondiente Pasaporte Fitosanitario”. Asimismo, anunciaron que solicitarán a la consejero en la Mesa de Sanidad Vegetal, un Plan de Acción que contemple un proyecto de investigación, control, formación de técnicos y agricultores, ayudas suficientes para los agricultores afectados e indemnizaciones por el lucro cesante. Por su parte, el secretario general de UPA Jaén, Cristóbal Cano, si bien reconoció que los protocolos de seguimiento y control están funcionando, también ha reclamado una mayor investigación en los insectos vectores que transmiten la enfermedad.

En la misma línea, COAG Andalucía ha insistido en la necesidad de ampliar los protocolos para controlar la enfermedad. El responsable de olivar de COAG Andalucía, Juan Luis Ávila, ha explicado que “las medidas tomadas hasta ahora, centradas en la eliminación de los árboles afectados, no han servido para evitar el avance de la bacteria. Por eso, creemos que la lucha tiene que ampliarse y dirigirse hacia los vectores además de a los árboles afectados. Tenemos que concretar cuáles son esos vectores y buscar estrategias que nos permitan controlar sus poblaciones, utilizando todas las herramientas que estén a nuestra disposición”.

Desde Asaja Sevilla han instado al Ministerio de Agricultura y a la Junta de Andalucía a no bajar la guardia y han incidido en la necesidad de extremar las medidas de control fitosanitario en viveros y fronteras, que son los puntos fundamentales para evitar la propagación de esta bacteria. Desde la delegación jiennense de la misma organización rural, su gerente y portavoz, Luis Carlos Valero, ha afirmado que la detección de la bacteria en la provincia “es cuestión de tiempo”. Para Valero, no hay que alarmarse, sino armarse. “Armarse con todo el arsenal posible para defender con uñas y dientes nuestras explotaciones de la Xylella”, ha subrayado.