www.mercacei.com
La CE asegura que la amplia disponibilidad de aceite de oliva continúa pesando sobre los precios

La CE asegura que la amplia disponibilidad de aceite de oliva continúa pesando sobre los precios

viernes 24 de abril de 2020, 11:55h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

Debido a las amplias existencias iniciales, la disponibilidad de aceite de oliva en la Unión Europea (UE) se mantiene elevada, un 12% por encima del promedio de los últimos cinco años, lo que continúa presionando los precios, según un informe de mercado de los productos agrícolas comunitarios publicado por la Comisión Europea (CE).

El Ejecutivo comunitario ha apuntado que en la actual campaña 2019/20, la producción de aceite de oliva de la UE se ha acercado a los 2 millones de toneladas, un 15% menos en comparación con la temporada precedente. La caída de la producción en España (-35%) no será compensada completamente por otros aumentos, a pesar de la producción más que duplicada en Italia y la recuperación en Grecia (+ 43%) y Portugal (+ 30%).

Bruselas ha recordado que para mantener los precios se activó la ayuda al almacenamiento privado desde noviembre de 2019 a febrero de 2020 y se almacenaron más de 213.000 toneladas de aceite de oliva bajo este mecanismo, principalmente de España (92%) y categoría lampante (86%). Estos stocks, según ha precisado, se volverán a colocar en el mercado en agosto.

En febrero, según la CE, los precios comenzaron a estabilizarse. En particular, el precio del aceite de oliva virgen de la UE revirtió la caída de los últimos cinco meses, pero aún se mantiene un 40% por debajo del promedio de los últimos cinco años para el mismo mes (196 euros/100 kg). Por su parte, los precios del aceite de oliva virgen extra y lampante “disminuyeron su declive”.

Recuperación del consumo

El informe de Bruselas también señala que hasta febrero de 2020, las exportaciones de la UE continuaron creciendo en volumen (+9% interanual), mientras que cayeron en valor (8%). En concreto, los aranceles estadounidenses desempeñaron un papel importante, ya que el descenso del valor de las exportaciones de Estados Unidos representa el 94% de la caída general. Así, el valor unitario de las exportaciones de España e Italia al país norteamericano disminuyó un 22% y un 12%, respectivamente.

La CE espera que los aranceles de Estados Unidos, los problemas de transporte vinculados al COVID-19 y las condiciones económicas generales debiliten la demanda mundial de aceite de oliva de la UE, lo que dará lugar a menores exportaciones (-8%) en 2019/20.

Tras las medidas de confinamiento debido al coronavirus, las ventas minoristas de aceite de oliva aumentaron, en particular en los principales países productores de la UE. Se espera que esta situación, junto con los bajos precios, contribuya a una recuperación general del consumo en esos Estados Miembros (+13% interanual), a pesar del cierre del foodservice, ya que las ventas minoristas y directas representan alrededor del 85% del consumo anual total.

“Como el posicionamiento del aceite de oliva es diferente en estos países que en el resto de la UE y los precios permitieron las existencias a nivel de los hogares en la campaña anterior, el consumo podría caer en el resto de la UE (9% por debajo del promedio de los últimos cinco años. No obstante, esto debería permitir una reducción anual de las existencias de alrededor de 100.000 t.”, concluye el informe.