www.mercacei.com
Fallece Francisco Núñez de Prado, el gran embajador del AOVE

Fallece Francisco Núñez de Prado, el gran embajador del AOVE

miércoles 09 de diciembre de 2020, 12:47h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

En la madrugada del 7 al 8 de diciembre fallecía Francisco Núñez de Prado, empresario y gran embajador del aceite de oliva virgen extra que dedicó toda su vida a su pasión, el AOVE, destacando su enorme contribución a la difusión de la cultura del aceite de oliva.

Reconocido como Hijo Predilecto de Baena, fue presidente e impulsor de la Denominación de Origen Protegida Baena, “exquisito en su trato, cercano y noble al compartir su experiencia vital y gran profesional. Un referente para el olivar y el aceite de nuestra DOP”, destacan desde esta entidad.

La historia de Núñez de Prado se remonta a finales del siglo XVIII, cuando la familia elaboraba aceite procedente de fincas propias en Baena y Alcalá la Real. Dos siglos después, en 1989, tiene lugar la reapertura del molino clásico de Baena y es entonces cuando la empresa comienza a producir AOVEs de cosecha propia y a envasarlos con unas marcadas señas de identidad que la han diferenciado hasta nuestros días. Desde entonces, Núñez de Prado ha crecido en “calidad, esmero y afán perfeccionista, al igual que en mercados situados en un mundo global e intercomunicado”, señalaba Francisco Núñez de Prado.

Hoy día, la empresa conjuga a la perfección tres claras premisas en sus procesos productivos: el respeto por la naturaleza -cuenta con la certificación ecológica desde 1990-, las técnicas artesanales y la implantación de la tecnología más innovadora.

Su almazara tiene el honor de ser uno de los escasos trujales que subsisten actualmente en el casco urbano de una población, en este caso Baena, y recibe anualmente miles de visitantes tanto nacionales como internacionales.

Pero, ¿cuáles son las claves del éxito de esta empresa familiar tan íntimamente ligada a Baena, sus gentes y sus bellos paisajes de olivos? Francisco Núñez de Prado respondía sin dudar: “Posiblemente, la pasión y el conocimiento que hemos puesto en nuestra tarea”.

Además, Núñez de Prado fue una empresa pionera en lo que a exportación e internacionalización de virgen extra se refiere, tal y como recordaba: “En 1989, cuando empezamos a envasar nuestro aceite de cosecha propia, nos dimos cuenta de que nuestro mercado era el mundo y que era primordial transmitir la cultura del aceite, poco conocida en esa época”.

Actualmente, el aceite de oliva virgen extra ecológico Núñez de Prado puede encontrarse en los más emblemáticos establecimientos de Nueva York, París, Bruselas, Londres, Madrid, Tokio, etc. Lo mismo sucedía en los 70’s o los 80’s, pero por aquel entonces en los expositores internacionales sólo figuraba el AOVE de Núñez de Prado. “A nivel internacional muchas empresas que han hecho algo parecido a lo que en su momento hicimos nosotros ocupan hoy día importantes espacios de mercado exterior. La evolución de las empresas españolas de virgen extra en términos de actividad exportadora ha sido muy positiva y nos alegramos de ello, por sentirnos acompañados de muy buenos aceites españoles. En los últimos años el aceite español es líder en cantidad y calidad en los mercados mundiales, y eso debe ser motivo de orgullo y satisfacción”, afirmaba convencido don Francisco.

Desde Mercacei trasladamos nuestro más profundo pesar a su familia, amigos y entorno profesional.