www.mercacei.com
Un nuevo coloquio de Expoliva Events debate sobre la situación arancelaria en el entorno internacional

Un nuevo coloquio de Expoliva Events debate sobre la situación arancelaria en el entorno internacional

viernes 26 de febrero de 2021, 12:05h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

Cómo ha afectado la situación arancelaria al consumo interno en Estados Unidos, quiénes son los principales perjudicados o qué política arancelaria sería la adecuada para el sector del aceite de oliva español son sólo algunas cuestiones sobre las que se debatió ayer en el coloquio "La situación arancelaria en España. Los contingentes de Túnez y los mercados exteriores”, en el que participaron alrededor de 300 profesionales de 19 países, entre ellos Argentina, Brasil, Chile, EEUU, Italia, Túnez, Grecia o España.

Este evento se enmarca dentro del calendario de acciones previas a la celebración de Expoliva, XX Feria Internacional de Aceite de Oliva e Industrias Afines, que se llevará a cabo del 21 al 25 de septiembre de 2021.

En este coloquio Expoliva -moderado por el consultor estratégico internacional Juan Vilar-, se analizó cuáles son las particularidades específicas de la situación arancelaria en España y para ello participaron Jorge Pena, CEO de Innoliva, y Carlos Jiménez, director de operaciones del Grupo Acesur.

En la actualidad, según se puso de manifiesto en este debate, España no solo es el mayor productor de aceite de oliva del mundo, sino que además es el exportador con un más elevado peso específico en el planeta, abasteciendo a un total de 198 países de los cinco continentes.

“De estas 198 naciones donde España coloca su aceite, 93 países con sus aranceles impiden el libre tráfico de producto entre nuestro país y sus consumidores. Aunque es cierto que el protagonismo en circunstancias arancelarias en los últimos tiempos lo ha ostentando Estados Unidos, fundamentalmente por ser el tercer mercado internacional de consumo de aceite de oliva”, resaltó Vilar, al tiempo que señaló que España ha pasado de ser líder indiscutible en ese mercado por delante de Italia y Túnez, a ostentar el tercer lugar, "con lo que ello supone en valor añadido y representatividad para nuestro sector".

Durante su intervención, Jorge Pena resaltó que “tenemos que defender nuestro sector y nuestro origen" y aseguró que "el sector del aceite de oliva tiene un problema porque la promoción del producto se centra en la parte de la oferta y no de la demanda”. Además, añadió que “el aceite de oliva a nivel mundial representa un 2% del consumo y si fuésemos capaces de crecer un 3% al año, el consumo aumentaría en torno a 100.000 toneladas al año, lo que supondría una demanda mayor y afectaría, por supuesto, a los precios”.

Para finalizar comentó que “el aumento de la demanda conllevaría un incremento del precio" y consideró que "estamos más centrados en controlar la oferta y no incidir en aumentar la demanda. Si consiguiéremos aumentar un 10% el consumo, los aranceles no nos importarían”.

Por su parte, Carlos Jiménez defendió que “si creemos en nuestro producto y tenemos nuestro objetivo claro tenemos que trabajar en crear un marco global que nos favorezca a todos”.

A su vez, señaló que “tener un sistema arancelario asimétrico nos perjudica, ya que la Unión Europea limita la libre circulación de aceite procedente de terceros países, limitación entendible por el peso del aceite en Europa pero al fin y al cabo una limitación. La consecuencia para las empresas españolas es clara, no tener acceso en muchos momentos a materia prima que otros competidores si pueden utilizar para competir en los mismos mercados y clientes”.