www.mercacei.com
El Gobierno confía en que EEUU retire sus aranceles a los productos españoles tras la resolución de la OMC

El Gobierno confía en que EEUU retire sus aranceles a los productos españoles tras la resolución de la OMC

miércoles 14 de octubre de 2020, 11:06h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, confía en que Estados Unidos retire sus aranceles a los productos españoles tras la resolución de la Organización Mundial de Comercio (OMC), que anunció ayer que autorizará a la UE imponer aranceles hasta 4.000 millones de dólares en importaciones procedentes del país norteamericano, como contramedida ante las subvenciones ilegales al fabricante de aviones estadounidense Boeing.

Esta decisión se basa en la investigación de la OMC que reconoce que las subvenciones otorgadas por Estados Unidos a Boeing son ilegales, conforme a las normas de la OMC. Tras el anuncio, la OMC formalizará su autorización en las próximas semanas, lo que permitirá a la Unión Europea ejercer sus derechos frente al país norteamericano, según ha precisado el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

“Se trata de un buen resultado para la UE y para España, ya que confirma que Estados Unidos no cumplía con las directrices del primer panel sobre Boeing”, ha considerado Maroto, quien confía en que Estados Unidos retire sus aranceles a los productos españoles” y retome las “negociaciones” para evitar que la Unión Europea aplique los aranceles permitidos por la OMC a sus productos. La ministra ha recordado que las medidas adoptadas por el país norteamericano han penalizado de forma "desproporcionada e injusta" a la industria agroalimentaria española, sector que es ajeno al conflicto.

Maroto ha asegurado que el Gobierno de España ha reiterado en numerosas ocasiones su oposición frontal a la imposición de aranceles como consecuencia de este conflicto de Airbus y Boeing y siempre ha defendido la búsqueda de una solución negociada. Así se lo ha trasladado la ministra a la Administración norteamericana en los numerosos contactos mantenidos.

En ausencia de solución negociada, y de no eliminarse las contramedidas por parte de Estados Unidos, la Unión Europea se verá obligada a ejercer sus derechos a imponer las contramedidas arancelarias oportunas.

Según el Gobierno, la UE también espera que las negociaciones permitan no tener que ejercer sus propios derechos arancelarios y que pueda llegarse a una solución consensuada en beneficio mutuo que garantice el desarrollo del sector aeronáutico de ambas partes y que al mismo tiempo no haya sectores perjudicados.