www.mercacei.com
Los beneficios de la Dieta Mediterránea sobre los trastornos cognitivos

Los beneficios de la Dieta Mediterránea sobre los trastornos cognitivos

lunes 01 de marzo de 2021, 13:49h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

La Dieta Mediterránea se asocia a una mejor percepción del funcionamiento cognitivo y, en algunos casos, a una menor incidencia de trastornos, según una revisión sistemática publicada en la revista de la Asociación Estadounidense de Directores Médicos (JAMDA, por sus siglas en inglés) coordinada por el Instituto de Neurociencia del Consejo Nacional de Investigación de Italia (CNR-IN).

La demencia representa un desafío sanitario, social y económico mundial, por lo que es fundamental identificar los factores de riesgo para poder adoptar estrategias de prevención, según ha subrayado el organismo italiano.

En concreto, esta revisión analizó los resultados de 45 estudios (siete ensayos clínicos aleatorizados y 38 estudios longitudinales), en los que participaron principalmente personas mayores para evaluar los efectos de la Dieta Mediterránea en el deterioro cognitivo, así como en el desarrollo de trastornos cognitivos leves, enfermedad de Alzheimer y demencia vascular.

"De la revisión sistemática se desprende que la adherencia a largo plazo a la Dieta Mediterránea se asocia con una autopercepción de una mejor función cognitiva, un hecho importante ya que la sensación subjetiva de dificultades cognitivas se asocia con un mayor riesgo de desarrollar demencia en las personas afectadas de forma leve”, ha explicado Federica Limongi, del Instituto de Neurociencia del Consejo Nacional de Investigaciones.

Limongi ha precisado que “los datos sobre el efecto de la Dieta Mediterránea en el desarrollo de un trastorno cognitivo leve diagnosticado con pruebas objetivas son diferentes: no surgieron efectos protectores de los estudios longitudinales; y a partir de PREDIMED, un importante ensayo clínico multicéntrico realizado en España, se constató que los participantes, personas de alto riesgo cardiovascular que se adhirieron a la Dieta Mediterránea enriquecida con aceite de oliva virgen extra, mostraron una menor incidencia de deterioro cognitivo leve en comparación con los grupo control, con efecto dosis-respuesta: la disminución fue mayor en quienes se adhirieron más a este estilo de alimentación”.

El papel protector de este modelo nutricional sobre el funcionamiento cognitivo está ligado a diversos mecanismos y procesos, como la reducción de factores de riesgo cardiovascular, la neuroinflamación y neurodegeneración y la regulación de la estructura y función de la microbiota intestinal, fuertemente asociada a la función cognitiva (eje intestino-cerebro).

"La discrepancia en los resultados entre los estudios longitudinales y los ensayos clínicos controlados se debe en gran parte a las dificultades metodológicas de la investigación observacional que asocia la nutrición y la salud, como las diferencias entre los índices para medir la adherencia a la Dieta Mediterránea y entre las pruebas utilizadas para la valoración cognitiva, pero la evidencia científica global está ciertamente a favor de un efecto protector de este patrón alimentario sobre la función cognitiva”, ha concluido Limongi.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios