www.mercacei.com
Oliplast: un producto bioplástico a partir del hueso de la aceituna

Oliplast: un producto bioplástico a partir del hueso de la aceituna

jueves 29 de abril de 2021, 10:45h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

La Cooperativa Olivarera de Los Pedroches (Olipe), de Pozoblanco, y el Instituto Tecnológico del Plástico (Aimplas) presentaron ayer en Córdoba Oliplast, un producto bioplástico, versátil y ecológico a partir del hueso de la aceituna que forma parte del proyecto GO-OLIVA, un grupo operativo financiado con fondos FEDER de la Unión Europea y del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA).

El presidente de Olipe, Juan Antonio Caballero, señaló que el proyecto comenzó en 2019 gracias a “la puesta en común de ideas para desarrollar acciones de economía circular” entre la cooperativa y Aimplas y de ahí surgió la posibilidad de convertir los restos de hueso provenientes de la molturación en un elemento base para la fabricación de bioplásticos orgánicos que permiten generar un producto de alta calidad y que sorprende por su resistencia en todos los usos en los que se ha probado: bandejas, platos, maceteros, vasos y recipientes de todo tipo.

Caballero destacó que “cualquier valor añadido que podamos obtener de los subproductos del olivar es positivo porque siempre va a contribuir a la economía de los agricultores, que es nuestro objetivo final como cooperativa”. Según detalló, el proceso comienza con la limpieza, el desecado y la molienda del hueso, que se lleva “casi en polvo” a las instalaciones de Aimplas para comenzar el proceso.

Por su parte, la responsable de Marketing de Aimplas, Elisa Cones, subrayó el carácter innovador del producto como ejemplo de la valorización de un residuo, que se convierte en un elemento útil y que además es biodegradable. El desarrollo de este compuesto se formula a partir de termoplásticos procedentes de fuentes renovables a las que se aplica un refuerzo como base de hueso de aceituna que por su resistencia hace que el resultado sea “muy positivo”. Tras el uso de Oliplast, que incluso podría llegar a convertirse en envase de aceite, este producto podría ser de nuevo procesado y ser incorporado como compost al propio olivar.

El presidente de la Confederación de Empresarios de Córdoba (CECO), Antonio Díaz, resaltó que “avanzar hacia una economía circular podría generar beneficios como reducir la presión sobre el medio ambiente, mejorar la seguridad de suministro de materias primas, más competitividad, innovación, crecimiento y empleo”.

Díaz consideró que “también se puede proporcionar a los consumidores productos más duraderos e innovadores que brinden ahorro y una mayor calidad de vida”. Para el presidente de la patronal, este tipo de iniciativas “constituyen un ejemplo de cómo empresas y entidades avanzan en su desarrollo, preocupadas por el modelo de sociedad que todos queremos”.

Más allá de la incineración

Oliplast permite que el hueso de aceituna cuente con un desarrollo de aplicaciones con más valor añadido que el actual uso de aprovechamiento como combustible en procesos de incineración. En este sentido, el presidente de Olipe indicó que “tenemos el hueso de aceituna asociado a su uso como materia prima para calderas, pero Oliplast nos abre un amplio mundo de posibilidades”.

Caballero avanzó que GO-OLIVA, cuyo presupuesto ha ascendido a 340.000 euros, abre el camino a nuevas innovaciones y por ello “estamos estudiando la forma de cómo seguir realizando propuestas de este tipo hacer más sostenible el cultivo del olivar”.